Escrito por

Un comedor de estilo clásico

Un gran ventanal nutre de luz natural un comedor de estilo neoclásico. El mobiliario, que combina líneas rectas y curvas, sencillas y depuradas, nos trae a la memoria referencias estéticas de otras épocas. Una mesa de comedor a conjunto con las sillas y un aparador hermanos estilizarán el lugar.

Para este estilo intenta huir de los motivos recargados. El estilo clásico siempre debe ser sencillo y elegante, nunca con demasiados adornos.

El truco para integrar a la perfección un mobiliario de estilo neoclásico en un entorno actual (no queremos pasarnos a un estilo de vida sobrio), consiste en realzarlo con detalles de diferentes clases: unos candelabros de corte barroco, unos jarrones de estética minimalista, los modernos caminos de mesa o los lienzos-cuadros de inspiración natural. Estos ejemplos pueden ser tipo naturaleza seca, bosques, paisajes armoniosos, etc.

Amplios cortinajes sujetos con alzapaños sencillos confieren grandiosidad a la zona del comedor, y se pueden actualizar con paneles japoneses confeccionados con telas con motivos vegetales (ramas, hojas, colores y terracotas).

Una alfombra otorga calidez al comedor y aporta otro color haciendo contraste con el suelo. Si tienes un suelo color oscuro le vendrá muy bien una alfombra con colores beiges o tonos claros que le darán mayor realce al conjunto.

Sí quieres que tu suelo tenga un aspecto brillante, para que luzca aún más en el comedor y al mismo tiempo restan frialdad a la madera sólo tienes que tintarlo con resina epoxi, que lo hace muy resistente a los golpes, al desgaste diario y a la abrasión.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?