Toldos para Áticos

No sabemos si en algún momento te habrás planteado la posibilidad de vivir en un ático. En caso de habértelo planteado, probablemente ya conozcas las diferentes ventajas que te ofrece: son ideales para vivir con una mayor tranquilidad (ya que no tenemos el mismo ruido que por ejemplo sí poseen casas a pie de calle); nos […]

No sabemos si en algún momento te habrás planteado la posibilidad de vivir en un ático. En caso de habértelo planteado, probablemente ya conozcas las diferentes ventajas que te ofrece: son ideales para vivir con una mayor tranquilidad (ya que no tenemos el mismo ruido que por ejemplo sí poseen casas a pie de calle); nos permiten disfrutar de un paisaje envidiable (ya que es habitual que éstos se encuentren en edificios muy altos); y son ideales para -por ejemplo- tomar el sol con calma.

Tanto si te planteas vivir en un ático como si ya vives en él, es algo más que probable que necesites comprar un toldo, ya que seguramente que te habrás encontrado con el problema que, en verano, el sol es un enemigo directo porque incide de forma más directa en nuestro ático, mientras que en invierno, la lluvia puede impedirnos disfrutar de nuestro ático como en realidad nos gustaría.

¿Cómo elegir un toldo para tu ático?

  • Escoge de acuerdo a los tipos de toldos que existen: toldos con cofre (el cofre es el mecanismo que cubre la lona cuando está recogida, proporcionando una mayor protección de la tela y preserva del polvo, la contaminación, la lluvia y el sol), con semicofre y sin cofre. También puedes optar por los todos de telón o de brazos articulados.
  • Debe protegernos del sol y reducir la intensidad luminosa excesiva, pero mantener una correcta densidad de la luz.
  • También debe protegernos de la lluvia, especialmente si deseamos estar en nuestro ático mientras llueve, pero sin mojarnos.

Imagen | MarkKoeber

Toldos para Áticos
3.50 / 5
3.50 - 39 Votos

También te puede interesar