Escrito por

Todo sobre el estilo ibicenco

El estilo Ibicenco es en principio una forma o estilo de construcción y en los últimos años también de decoración, con fuertes influencias mediterráneas. Se caracteriza por el protagonismo del color blanco y por la utilización de materiales naturales tales como la madera, el mimbre o la piedra, todos ellos tradicionales de la construcción de esta zona insular de España.

Una casa clásica ibicenca, sinónimo de simplicidad y armonía.
Una casa clásica ibicenca, sinónimo de simplicidad y armonía.

Ibiza en tu salón

Las clásicas postales ibicencas en las que vemos paredes blancas, junto a vigas de madera han enamorado a una gran cantidad de personas, que hoy buscan, en cualquier rincón del mundo, emular el encanto y estilo de Ibiza.

Historia de un estilo de vida

Los agricultores de la isla, han sabido conservar durante siglos una tradición en la construcción de sus viviendas, que sin embargo no ha sido concebida en la isla sino que es fruto de los influjos culturales mediterráneos.

En concreto, esta forma de construcción, se remonta muchos siglos atrás, con la influencia de los fenicios, los cuales utilizaban una forma de construcción propia de Oriente Próximo.

En cuanto al estilo, se caracteriza por crear espacios, que nos trasladan a los meses estivales, utilizando colores frescos y destacando por la luminosidad de las estancias.

Es un estilo decorativo minimalista que encaja a la perfección en la mayor parte de viviendas si es adoptado con cuidado y buen gusto. En este artículo te damos algunos consejos para decorar una habitación con estilo ibicenco.

Decoración: No sobrecargar

Cabe aclarar, que como el estilo ibicenco es un estilo minimalista, esto supone, que las estancias nunca han de estar muy sobrecargadas o con exceso de decoración.

Hemos de evitar la colocación de cuadros o elementos decorativos que no guarden el estilo, pues pueden menoscabar el resultado general del ambiente.

Podemos decorar, pero siempre guardando el estilo y cuidando la proporción de espacios blancos y espacios decorados, ambos igual de necesarios.

Entre los elementos más utilizados para decorar en el estilo ibicenco están los motivos marineros, la artesanía de mimbre y paja, así como los utensilios agrícolas y rurales.

Un estilo que huye de las estancias sobrecargadas.
Un estilo que huye de las estancias sobrecargadas.

Predominancia del blanco

En el estilo ibicenco, el auténtico protagonismo se lo lleva el color blanco, presente en la mayor parte de los elementos, tanto paredes como estanterías o mobiliario han de ser mayoritariamente de este color a fin de conseguir un ambiente acorde al estilo.

Existe una regla tácita en este estilo, y es la que dice que las paredes han de estar pintadas de color blanco.

Es precisamente el color blanco, el que consigue generar espacios más amplios y armoniosos que ciertamente, contribuyen a generar una atmósfera agradable y relajante.

Buscar los contrastes del mimbre y la madera

Si bien insistíamos en la importancia de la presencia de los tonos blancos, no es menos importante la necesaria colocación de contrastes, para ellos te recomendamos dos materiales, el mimbre y la madera, los cuales pueden estar presentes en el mobiliario como en la decoración. Ambos pueden estar en tonos naturales o en otros tonos de blanco. Como dato extra, el color azul marino, encaja muy bien con este estilo vinculado tradicionalmente a Ibiza y al mar.

Salon que conjuga modernidad con la inspiración ibicenca
Salon que conjuga modernidad con la inspiración ibicenca

¿Qué es lo que piensas?