Escrito por

Tipos de colchones IV: viscoelástico

El colchón viscoelástico nació de una forma bastante inusual: sus creadores fueron nada menos que los científicos de la NASA. El objetivo era encontrar un medio para recoger la inmensa cantidad de calor que los astronautas desprendían en el espacio, evitando su pérdida y utilizándolo para mejorar la calidad del descanso. El resultado fue un tipo de espuma que responde de manera activa a los cambios en su temperatura: con el calor se vuelve más blanda, y con el frío más rígida. Espuma viscoelástica Con el tiempo, como tantos otros inventos de tecnología militar o espacial, se ha adaptado al consumo personal en los hogares.

Los colchones de este material gozan de gran popularidad en los últimos años. El principal motivo es su beneficio para la circulación sanguínea. La zona del colchón en la que nuestro cuerpo entra directamente en contacto siempre estará más cálida que el resto, con lo cual favorecerá el riego; por consiguiente, es sumamente indicado para personas con problemas de tensión o presión arterial.Colchón viscoelástico

Asimismo, la termosensiblidad mencionada proporciona, en general, un descanso más reparador. Se evita el exceso de movimientos al dormir, puesto que el colchón se amolda fácilmente a todo tipo de fisonomías. Los colchones viscoelásticos, así, son utilizados en hospitales y muy recomendados para períodos largos de estancia en cama. Hay que tener cuidado, no obstante, de que no se produzca un exceso de calor.

Podemos considerar que se encuentran a medio camino entre la dureza del colchón de muelles y la sensación excesivamente blanda que pueden proporcionar los de látex.  Se trata también de una opción perfecta para los niños. Persona utilizando colchón viscoelástico

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?