Escrito por

Spring Air y su gama Back Supporter

La compañía Spring Air tiene una dilatada historia: comenzó su andadura nada menos que en 1926, fundada por el empresario Francis Karr, con la intención de ofrecer soluciones para el descanso adecuadas a todas las personas y los bolsillos. Alcanzaron pronto renombre gracias a la tecnología de resortes independientes, capaces de ajustarse adecuadamente al cuerpo y a sus movimientos (es el método que hoy utilizan, por ejemplo, las bases conocidas como box spring, que se utilizan ampliamente en Estados Unidos). En la actualidad, su ámbito de distribución de colchones ha traspasado las fronteras norteamericanas y se extiende hasta países como Canadá, México, Irlanda, Oriente Medio o España.

Entre las diferentes colecciones que ofrecen en su página web (spuma viscoelástica. Spring Air la adaptó mediante una tecnología llamada Contorno de Superficie (abreviada CST), para potenciar las características principales: una adecuada circulación del aire y una perfecta adaptabilidad a cualquier tipo de contorno corporal.

Además, Spring Air confecciona sus colchones de la gama Back Supporter con una técnica llamada Never Turn, que en inglés significa “nunca girar”. El objetivo es conseguir la mejor aireación posible de manera espontánea, para que no sea necesario voltear el colchón con frecuencia. Algo que agradecerán, sobre todo, las personas mayores, para quienes esta operación puede resultar muy dificultosa.

En la actualidad, los colchones de la serie 900 poseen una evolución de la tecnología CST, la CST2, destinada a regular el calor en la superficie con mucha mayor eficacia (uno de los inconvenientes de la espuma viscoelástica es que, en ocasiones, pueden llegar a generar demasiada calidez).

¿Qué es lo que piensas?