Escrito por

Paredes de pladur

A la hora de hacer obras o una reforma en casa, una de las cosas que tenemos que pensar es el tipo de pared que queremos. Normalmente las más famosas son las paredes de ladrillo o las de pladur. En el artículo de hoy queremos hablarte de estas últimas que quizá sean menos conocidas. Conoce cual es su composición, qué características tiene una pared fabricada con este material, o cuáles son las ventajas y las desventajas que encontramos cuando tenemos una pared de pladur en casa.

Composición y características del pladur

El pladur se ha convertido en uno de los materiales de fabricación preferidos en las casas de nueva construcción. Está compuesto por dos hojas de celulosa y una parte central de yeso (ésta es la que realmente recibe la denominación de pladur). Los motivos de su creciente popularidad son muy simples: se trata de un material de fácil colocación y de muy bajo coste. Así que en los tiempos que corren esto es un punto muy a su favor, ya que podremos ahorrar algo de dinero que seguro que nos viene bien para tapar otros agujeros que tengamos pendientes.

Sin embargo, debido a su composición, uno de los inconvenientes es su escasa insonorización y su poca resistencia ante los golpes fuertes. Por eso, antes de poner las paredes de este material debes pensar bien lo que necesitas. A continuación te mencionamos algunas ventajas y desventajas, toma nota y a ver si te vienen bien este tipo de paredes.

Ventajas y desventajas de una pared de pladur

Las paredes de pladur no son adecuadas para colgar de ellas estanterías o apoyar muebles de mucho peso, pero, a cambio, ofrecen un acabado liso mucho mejor que con el ladrillo. Y, por otro lado, nos facilitarán el trabajo cuando queramos realizar reformas en casa, tales como ampliar habitaciones o cambiar la estructura de la planta. Tirar un muro o un tabique de pladur puede ser muy sencillo. Es recomendable acudir a empresas especializadas (pese a que las “malas lenguas” aseguran que cualquiera puede hacerlo), pero casi siempre nos ofrecerán un presupuesto muy económico.

Para colgar estanterías en una pared de pladur, es importante conocer dónde se encuentran los montantes metálicos. Existen tacos especiales para el pladur, también llamados “de paraguas”, que se venden en cualquier tienda de muebles o ferretería. La resistencia del pladur, a la hora de soportar estanterías y pesos, variará en función de su composición y sobre todo de la altura a la que estén colocados los montantes. Lo ideal es que sea, como mínimo, a sesenta centímetros.


Más usos del pladur

Este material, además de servir para hacer paredes, puedes utilizarlo para hacer otras cosas como armarios empotrados a medida, estanterías, falsos techos, bandejas de techo con iluminación indirecta (esto se está utilizando mucho últimamente sobre todo utilizando los leds como iluminación), tabiques para puertas correderas, o cornisas, entre otras muchas cosas.

Como ves es un material que además de ser más económico te ofrece un amplio abanico de posibilidades. Y podrás utilizarlo en cualquier estancia de tu casa. Puedes poner por ejemplo estanterías en el dormitorio, las bandejas de techo en el salón, las cornisas en el recibidor… En fín, lo que se te ocurra y lo que más te guste. Y para que veas cómo podría quedarte, te dejamos este vídeo en el que podrás ver algunos ejemplos de todo lo que te hemos contado hasta ahora.

Además te dejamos estos otros artículos en los que encontrarás más consejos que debes tener en cuenta a la hora de hacer la reforma:

Claves para reformar tu casa

Reformar un piso

Mudanzas y reformas

Consejos para hacer una reforma tranquila

Imágenes: modaydecoracion.com, ajanconstrucciones.com


Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?