Navidad: árbol natural VS árbol artificial. Ventajas y desventajas

Ahora que se acerca la Navidad, especialmente si te gusta la temporada navideña y piensas decorar la casa como cada año, quizá es el momento de plantearte la posibilidad de cambiar de árbol, sobre todo si el que utilizas todas las temporadas es artificial. ¿Conoces cuáles son las ventajas de utilizar un árbol natural, en comparación de uno artificial? Y, por otro lado, ¿cuáles pueden ser sus desventajas?. Te lo explicamos a lo largo de la presente nota.

Navidad: árbol natural VS árbol artificial

Para la mayoría de las personas, especialmente en otros países (en España, es cierto, no es una práctica tan común), la Navidad significa tener un árbol navideño real en casa. Se convierte, de hecho, en un ritual anual: dirigirse al invernadero donde podemos adquirirlo, examinar las diferentes opciones, comparar sus tamaños y plenitud, y finalmente escoger aquel que más nos guste.

Sin embargo, a menudo se pasa por alto la mentalidad de cómo poder deshacernos de él, así como limpiar las inevitables agujas que caerán al suelo durante el tiempo que éste permanezca en casa. Es, por estos motivos, por lo que muchas personas tienden a optar directamente por tener un árbol artificial, por la comodidad que supone desenvolverlo y empaquetarlo una vez acaban las fiestas navideñas.

En cualquier caso, la realidad es que el árbol de Navidad se convierte en la pieza central de las vacaciones más grandes del año para la mayoría de las familias, que adornamos con bolas, guirnaldas, estrellas y nuestras luces favoritas.

Algunos, es cierto, aprecian el aroma de tener un árbol real en casa, así como todas las tradiciones que tienen que ver con el hecho de llevarlos a casa. Mientras que otros prefieren la opción más ordenada y sencilla: optar por la variedad de plástico. Pero, ¿sabes qué opción es la mejor para el medio ambiente?.

Principales ventajas de optar por un árbol natural (en lugar de uno artificial)

Se suele considerar que talar un árbol, incluso cuando es para Navidad, es malo para el medio ambiente. No obstante, lo cierto es que la mayoría de los árboles naturales que se utilizan en Navidad provienen de invernaderos y granjas donde se cultivan específicamente con este fin, lo que significa que no son talados de bosques silvestres a gran escala.

Un árbol de unos cuantos metros suele tardar algo menos de una década en crecer, por lo que una vez que se corta, el agricultor generalmente plantará al menos otro en su lugar. Mientras crece, los árboles proporcional muchos beneficios al medio ambiente, al limpiar el aire y proporcionar cuencas y hábitat para la vida silvestre. De hecho, son ideales para crecer en colinas onduladas, donde otro tipo de cultivo no podría ser posible. Y, además, son perfectamente biodegradables.

Mientras que, si lo deseamos, una vez termine la temporada navideña podemos reutilizar el árbol, ya sea plantándolo en nuestro jardín o colocándolo en la terraza a modo de bonito recordatorio de la Navidad tan maravillosa que vivimos en una época concreta.

Principales desventajas de usar árboles de Navidad artificiales

Como ya te hemos comentado en algún que otro momento, la mayoría de los árboles artificiales que encontramos actualmente en el mercado están hechos de PVC y acero en China, y finalmente, después de su vida útil, acaban en un vertedero porque no pueden ser reutilizados ni reciclados.

Arbol de Navidad artificial

De hecho, es un árbol artificial que en realidad está hecho de petróleo, convertido en plástico de PVC y acero o metal. Lo que hace que, para poder reciclar cada elemento que lo componen, sería necesario tener que desmontarlos.

Tampoco podemos olvidarnos del lugar donde suelen ser fabricados la mayor parte de los árboles artificiales que encontramos hoy en día en el mercado, aún incluso cuando sean árboles bastante caros (o considerados de gama alta en cuanto a calidad): China, donde las regulaciones medioambientales no son tan estrictas, y donde muy probablemente sus trabajadores no gozan de los derechos y del sueldo que sí poseen en otros países como España o Estados Unidos.