Navidad 2020: Centros de mesa naturales: ideas rústicas únicas

Hogar10.es

No hay nada mejor que disfrutar de la decoración más rústica, especialmente durante la temporada navideña, donde parece que optar por la decoración natural se convierte en un elemento aún más destacable si cabe, más aún si, además, somos nosotros mismos quienes hacemos tales decoraciones manualmente. Por ejemplo, podemos elaborar desde bolas de Navidad para nuestro árbol como maravillosos adornos a modo de estrellas o corazones. O centros de mesa únicos con los que sorprender a nuestros invitados y familiares. ¿Te animas a descubrir con nosotros algunos centros de mesa naturales ideales para las vacaciones de Navidad?.

Velas de arándano

Para disfrutar de una pieza central simple pero impresionante, que consiga llamar la atención a cualquiera de nuestros invitados (incluso a quienes no les guste ni la Navidad ni la decoración navideña), colocar cinco velas en una variedad de colores típicamente navideños sobre un plato rectangular rojo, y además llenar el resto del plato con exquisitos arándanos, ramitas de pino y nieve artificial, conseguirá crear un centro de mesa tan sencillo como bonito.

Si lo deseas puedes utilizar arándanos y frutos rojos, con el fin de crear una amplia variedad de tonalidades rojizas y moradas. Y, a ser posible, lo mejor es que sean frescos, por lo que debes tener presente que este centro de mesa no es útil para dejarlo durante todas las Navidades, sino para colocarlo durante solo una cena o una comida especial.

Colores blancos invernales

Colores blancos invernales

Con crisantemos blancos y ramas de pino blanco (concretamente la variedad ‘Pinus strobus’) es posible elaborar este maravilloso centro de mesa, sumamente sencillo pero tremendamente llamativo.

En esta ocasión, se utiliza una vela central colocada dentro de un portavelas de corteza de abedul, y se sitúa en el centro de un bonito cuenco de madera. Además, luego, se termina decorando con unas ramitas de pino, algunas de las cuales continúan con sus piñas adosadas.

Entre tus tarjetas navideñas favoritas

Entre tus tarjetas navideñas favoritas

Si te apasionan tanto las felicitaciones de Navidad como las postales y las tarjetas típicamente navideñas, quizá te guste la idea que te proponemos a continuación como centro de mesa.

Solo tienes que utilizar un soporte escalonado (puede servir un frutero, a ser posible de madera natural o de madera lacado en blanco, como en la fotografía), colocar en cada escalón algunas hojas artificiales y luego incluir nuestras tarjetas navideñas favoritas.

Auténticas bolas navideñas de diversión

Auténticas bolas navideñas de diversión

Quizá nos encontremos, posiblemente, ante uno de los centros de mesa más llamativos en lo que a color se refiere, pero que destaca sobre todo por ser muy sencillo. Tanto, que solo necesitas un tazón o cuenco de color plateado, una pieza central donde incluirlo, bolas navideñas y algunas hojas artificiales típicamente navideñas.

El resultado, como verás en la imagen que acompaña este apartado, es realmente vistoso y divertido. ¿No te parece?.

Brillo de cristal transparente

Brillo de cristal transparente

Se trata también de un centro de mesa tremendamente bonito y atractivo, llamativo, pero sobre todo se caracteriza por algo fundamental: es tan sencillo que casi sorprenderá a tus invitados.

Puedes crear una hermosa pieza central utilizando una variedad de botellas de vidrio transparentes, aunque también pueden haber sido ligeramente tintadas.

En su interior puedes colocar algunas pequeñas bolas de cristal (lo ideal es que sean de pequeño tamaño), e incorporar una ramita de boj o de cualquier otra vegetación natural dentro. El resultado final puede ser similar al que verás en la imagen.

Hojas de abeto

Hojas de abeto

Si te apasiona la naturaleza tanto como a nosotros, y también disfrutas con las decoraciones más rústicas pero que también se caractericen por ser simples y sencillas, quizá te llame la atención la propuesta que te mostramos a continuación.

Se trata de un bonito centro de mesa en el que únicamente se utiliza un jarrón, flores frescas de color blanco y algunas hojas de abeto. La idea, como vemos, es escoger los tonos verde y blanco para crear una tabla simple y neutral, pero sumamente llamativo.

Como vemos, en realidad hacer un centro de mesa navideño diferente es sumamente sencillo y fácil, y no tiene por qué convertirse en una tarea ardua o difícil. Solo se requiere algo de imaginación y, sobre todo, utilizar los elementos naturales o rústicos más adecuados según para cada caso.