Escrito por

Muebles restaurados, la elegancia asequible

Los muebles antiguos y las antigüedades en general son realmente elegantes y atractivos, pero tienen un problema fundamental como es su elevado precio, una restricción demasiado grande para la inmensa mayoría de los bolsillos.

Pero ello no debe de ser óbice para intentar tener muebles con personalidad propia, que no sean iguales a los de todas las casas de tus amigos. Basta con encontrar muebles viejos y restaurarlos.

Estos muebles viejos pueden ser de la casa del pueblo, de la casa de tus padres, de cualquier rastrillo que haya por tu ciudad, incluso de los muebles que se tiran en los contenedores.

Basta con ser creativos y saber ver las posibilidades de cada mueble en función de cada hogar, porque luego restaurarlos es más sencillo de lo que nos podemos pensar y no hay grandes dificultades en que lo hagamos nosotros mismos en nuestra casa.

Aún así, si no tenemos la habilidad suficiente lo podemos enviar a ebanistas profesionales para que lo restauren de manera profesional, y de cualquier forma nos saldrá más económico que comprar un mueble de un anticuario.

El objetivo principal es conseguir tener muebles distintos en tu domicilio, muebles que se adecuen a tu personalidad y que no sean meras exposiciones adquiridas de la tienda de muebles de moda en tu ciudad.

Sólo necesitas creatividad, dejar que tu mente vea más allá del propio mueble y que sea capaz de ver las posibilidades que puede ofrecerte tanto visualmente como estilísticamente, por separado y formando parte del conjunto.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?