Escrito por

Muebles que rompen con la homogeneidad

De un tiempo a esta parte se viene imponiendo la homogeneidad en la decoración de todas las casas, lo cuál ha venido provocado, en gran medida, por la proliferación de los grandes centros comerciales especializados en muebles baratos y funcionales.

Una homogeneidad que provoca que visitar cualquier casa sea como acudir a un ‘showroom’ de cualquiera de estos centros. Por ello, es conveniente romper la igualdas en los muebles que decoran tu casa, algo más sencillo de lo que podemos llegar a pensar.

Para tener unos muebles diferentes a los del resto de nuestros vecinos no es necesario amueblar toda la casa con muebles especiales, diferentes y, generalmente más caros, sino que basta con buscar pequeños contrastes que puedan romper con lo establecido por catálogo y aportar una línea de color a nuestra decoración.

La mejor forma de conseguirlo es el contraste, buscar un mueble rústico que, debidamente restaurado, pueda romper con el tono monocorde de la decoración de nuestra estancia.

Por ejemplo, si disponemos de un salón decorado en tonos blancos, con una línea moderna y modernista, colocar una pequeña alacena antigua, que podemos conseguir en casa de nuestra abuela o en el rastro de cualquier ciudad, puede romper con la homogeneidad y convertir nuestra casa en un lugar único y diferente.

En esa alacena se puede colocar desde la vajilla, hasta objetos de decoración de lo más variopintos, o cualquier otra cosa que se te pueda ocurrir.

Así de sencillo, sin necesidad de gastarse mucho dinero, puedes tener un salón decorado de manera original y diferente.

¿Qué es lo que piensas?