Escrito por Tendenzias

Muebles en Mimbre

Conocidos por su estilo fresco, juvenil y versátil, los muebles de mimbre constituyen un clásico de la decoración mezclando tradición y modernidad, ofreciendo variadas posibilidades tanto para el diseño de espacios al aire libre, como para muebles de interior.

Desde el siglo XVII, el mobiliario de mimbre es un clásico dentro de la decoración, destacado por su elegancia, sencillez y artesanía delicada. Su variabilidad es tan amplia que dependiendo de su diseño puede inspirar desde ambientes estilo colonial, hasta espacios minimalistas y ultramodernos, aportando en cada uno gran calidez por su materialidad y confección.

En el exterior, el mimbre se integra natural y delicadamente con el paisaje, y posee una alta resistencia a las condiciones climáticas, lo que lo convierte en el mobiliario preferido del jardín realzando la belleza del entorno, adaptándose a cualquier estilo, con piezas que pueden llegar a ser una verdadera obra de arte.

Si bien, los muebles de mimbre son conocidos de preferencia por su uso en jardines o casas de campo, hoy en día se pueden encontrar innumerables alternativas para zonas urbanas y el interior del hogar u oficina, aportando una sensación natural, fresca y con toques juveniles pudiendo combinarse con tapizados y almohadones de diferentes texturas armonizados al mesas y sillas de comedor, baúles, armarios, camas matrimoniales y cunas para bebés, entre tantas otras posibilidades.

Debido a su versatilidad, el mimbre permite la flexibilidad de usar fácilmente productos de diversa índole pudiendo ser pintados, barnizados y decorados según los gustos del usuario y el entorno en el cual estarán dispuestos, añadiendo una estética funcional y diferente.

Cómo limpiar los muebles de mimbre

decoracion con mimbre
Si tienes muebles de mimbres en tu casa y has estado mirando los tipos de decoraciones que puedes hacer con ellos seguramente quieras sabes cómo es su mantenimiento para lograr tener un espacio único. Para empezar hay que limpiarlos, y hacerlo es mucho más fácil de lo que te imaginas.

Para limpiar el mimbre sólo necesitarás agua y detergente, siempre y cuando sea un mimbre sintético. Ve al aire libre y con una manguera rocíalo. Posteriormente llegará el momento de pasar una esponja con detergente y lo enjuagas. Déjalo un rato al sol para estar seguros de que se seque a la perfección.

Si se trata de mimbre de junto, todo lo que necesitarás es un trapo húmedo con detergente. Podrás quedarte tranquilo si el mimbre no está pintado, de lo contrario tendrás que ser cuidadoso, porque ante este material puede que el agua levante la pintura.

Advertencias:

muebles mimbre
  • Los muebles que están fabricados en mimbre de papel, no se limpian con agua. Tendrás que hacerlo con un plumero o un trapo seco. Esto se debe a que si el mimbre es natural y tarda en secarse, la humedad puede generar la aparición de moho y hongos.
  • No uses los muebles hasta que estén completamente secos, y no tardes en dejarlos secar pues es un material que puede arruinarse fácilmente. (Un consejo: para adelantar el secado, puedes ayudarte de un ventilador o un secador de cabello con aire frio)

Cómo pintar muebles de mimbre

Si recién has comprado el mueble, lo has limpiado o simplemente la pintura se ha descascarado, y lo que quieres es darle un estilo personal al objeto que tienes, debes saber que no todos los sintéticos son adecuados para el mimbre. Antes que nada debes tener decidido en qué parte de la casa irá el mueble, si interior o exterior, para adecuar la pintura a las condiciones climáticas y así asegurarnos que perdurará por mucho tiempo.

Para la aplicación de la pintura, en este tipo de muebles puede utilizarse un pincel tradicional del tamaño que te resulte más cómodo. Sin embargo, es bueno saber que si se pinta en aerosol no sólo se acelerará el proceso de pintado sino también el de secado. Tienes que pensar en pintar por lo menos dos capas para que se adhiera bien al material, pero no tengas prisas y dale el tiempo necesario para que la pintura se seque antes de dar la segunda mano. Tendrás que ver qué forma tiene tu mueble, sin embargo, siempre es recomendable empezar a pintar con la pieza dada vuelta de abajo para arriba, y una vez seca, voltearla. Es necesario que seas muy preciso y cuidadoso en todos los rincones de tu mueble. El mimbre es un poco engañoso y tiene muchas ranuras que deben estar pintadas y la mayoría de las veces no nos damos cuenta y se las pasa por alto. Se detallista y no dejes que te quede ninguna gota de pintura. Si aparece, entonces límpiala rápidamente para que el resultado final sea el adecuado. Un consejo: conviene siempre dar capas delgadas de pintura y no gruesas para que no quede engorroso y tosco.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

  1. Carlos dice:

    Me ha encantado el artículo, soy un amante del mimbre y estoy totalmente de acuerdo de las amplias posibilidades que ofrece este producto natural.
    Saludos