Escrito por

Mudanzas nacionales

A la hora de hacer una mudanza siempre tenemos que tenerlo todo controlado si no queremos llevarnos una sorpresa luego. En otros artículos ya te hemos dado algunos consejos para mudanzas intercontinentales, pero en esta ocasión queremos centrarnos en las mudanzas nacionales. Hay ciertos aspectos que siempre debes tener en cuenta a la hora de cambiar de casa, así que toma nota de todo lo que tienes que hacer antes, durante y después de un traslado.

Cada mudanza es distinta. Dependiendo del tipo de traslado que vayamos a hacer se necesitará un método específico. Pero sí es cierto que hay una serie de indicaciones generales que te ayudarán a organizarlo todo y te facilitarán el traslado nacional. Son estas que te detallamos a continuación.

Consejos para antes de la mudanza

Debes contactar con la empresa de mudanza lo antes posible, para que ellos puedan ir a ver tu casa y valoren todos los objetos que van a tener que trasladar. De esta forma podrán elaborarte un presupuesto (sin ningún tipo de compromiso) para que tu puedas estudiar lo que te ofrecen. Cuanto antes contrates la mudanza más fácil te será encontrar las fechas en las qué quieres que se realice el trabajo. De esta forma, con antelación, evitarás los posibles overbookings.

Es importante además que les facilites datos de contacto, teléfonos en los que puedan localizarte y todos aquellos datos que sean necesarios, y que les des las direcciones de carga y de descarga, es decir desde la que tomarán la mercancía y donde la depositarán finalmente.

Informa también si hay algún tipo de restricción al tráfico en el domicilio de origen y el de destino, es decir, si es una calle muy estrecha, si es peatonal, si se necesita permiso de aparcamiento, si hay ascensor y todo este tipo de cosas.

Otra de las cosas más importantes y que te recomendamos es que contrates un seguro de total cobertura. De esta forma evitarás riesgos innecesarios, sobre todo si en el traslado van objetos más frágiles como antigüedades u objetos valiosos para la familia (ten en cuenta que las compañías de seguros no se suelen responsabilizar de las plantas.)

Evita trasladar objetos inservibles que no vas a utilizar más. Y ten en cuenta además que hay ciertos objetos que no deben viajar con el resto en la mudanza: productos inflamables, productos perecederos, armas, joyas, etc.

Y no te olvides de vaciar todos los electrodomésticos en los días previos a la mudanza: frigoríficos, congeladores, freidoras o cualquier otro aparato que contenga líquidos, alimentos o cualquier otra cosa que pueda derramarse.

Consejos durante la mudanza

El día de la mudanza es mejor que ni mascotas ni niños estén en casa. Intenta estar presente primero en el domicilio de carga y posteriormente en el de descarga para poder realizar todas las indicaciones que sean necesarias a los empleados: dónde tienen que colocar cada objeto, recordar que tengan cuidado con los artículos frágiles, etc.

Lee bien todos los documentos que te den los empleados antes de firmar la conformidad, y si ves alguna anomalía déjalo reflejado en ellos.

Consejos tras la mudanza

No te olvides de comunicar el cambio de domicilio a los más allegados (familiares, amigos, conocidos o vecinos), pero también a las instituciones, empresas, asociaciones, etc.

Tendrás que renovar también tus datos de empadronamiento, así como los contratos de suministro del gas, de la luz, del agua, del teléfono y de Internet, etc. , las cuentas bancarias, las pólizas de seguro, o las suscripciones si es que las tienes.

En este vídeo podrás ver cómo trabaja una empresa de mudanzas:

Te dejamos estos otros artículos en los que encontrarás más información útil sobre las mudanzas:

Mudanzas intercontinentales

Mudanzas fraudulentas

Mudanza fácil

Trasteros para mudanzas

Imágenes: amadomiguel.es

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?