Escrito por

Mudanza con animales

Hemos comentado, en una entrada anterior, lo importante que es preparar a los niños a la hora de afrontar una mudanza. Una atención similar hay que prestarles a los animales que vayamos a trasladar, puesto que también acusarán el cambio, y pueden tener repercusiones físicas o psicológicas. Veamos algunas medidas muy sencillas para hacérselo más fácil.

En el caso de los perros, si tenemos la posibilidad de hacerlo, es una buena idea llevarles a la nueva vivienda en varias ocasiones antes del traslado definitivo. Pasar algunas horas allí con ellos les ayudará a familiarizarse con el entorno y a ir memorizándolo, en su medida. Con los gatos resulta más coGato en transportínmplicado, y a la vez cobra más importancia, puesto que se trata de animales muy territoriales a los que les cuesta tolerar un nuevo hábitat. Podemos llevarlos también previamente, si se sienten cómodos siendo transportados con frecuencia. Es importante recordar que, si hablamos de gatos habituados a salir solos a la calle, el cambio de domicilio les puede trastornar más todavía, y seguramente intenten regresar al antiguo los primeros días. Tendremos que prestarles una especial atención en estos momentos, impidiendo o restringiendo sus salidas hasta que se sientan suficientemente cómodos en el nuevo hogar.

El viaje en coche no debería ser demasiado problemático, ni para unos ni para otros. Sin embargo, si el traslado es a otra ciudad es posible que sufran mareos o ansiedad a causa de las numerosas horas. Existen productos veterinarios para aliviar estos síntomas y mantenerlos calmados. Los primeros días en la nueva casa también pueden producirles estrés, mientras se van acostumbrando; también para esta situación podemos adquirir difusores relajantes, que esparcen hormonas maternas y feromonas en el ambiente.  Son inocuos para el ser humano.Feliway

Algunas empresas de mudanza ofrecen servicios de traslado específico para animales domésticos, Mudanza con perroalgo bastante útil si tenemos varios o de gran tamaño.

¿Qué es lo que piensas?