¿Merece la pena invertir en luces LED navideñas?

¿Todavía decoras tu casa en Navidad con luces incandescentes, tradicionales, y te preguntas si finalmente en las próximas Navidades es el momento oportuno y adecuado para cambiar a las luces LED?. Teniendo en cuenta que las luces navideñas solo tendemos a utilizarlas durante un período de tiempo verdaderamente pequeño (como mucho, durante un mes o […]

¿Todavía decoras tu casa en Navidad con luces incandescentes, tradicionales, y te preguntas si finalmente en las próximas Navidades es el momento oportuno y adecuado para cambiar a las luces LED?. Teniendo en cuenta que las luces navideñas solo tendemos a utilizarlas durante un período de tiempo verdaderamente pequeño (como mucho, durante un mes o un mes y medio completo), es normal que nos preguntemos si es algo que merece -o no- la pena; en especial lo que supone la inversión.

Luces de LED navideñas

¿Sabes cómo funcionan las luces de Navidad LED?

Las luces de Navidad LED, como en definitiva cualquier tipo de iluminación LED, utilizan diodos emisores de luz, en lugar de filamentos con los que producir la luz (como ocurre en definitiva con las luces más clásicas y tradicionales).

Se trata de una nueva e innovadora tecnología, que entre otros interesantes aspectos, brinda la posibilidad de hacer que las luces de LED sean luces muchísimo más eficientes y duraderas, en comparación con las luces incandescentes fluorescentes.

Seguramente recuerdas cómo, de repente, al desenrollar y enchufar las luces navideñas de toda la vida, después de un año de haber estado guardados, descubrías que una de las bombillas se había quemado, de forma que no podías utilizar el resto. Sin embargo, esto no sucede con las luces LED. Es más, al contacto con ellas, éstas no se calientan, siendo por tanto muchísimo más seguras.

Ahorro de dinero (y también de energía)

Se sabe que las bombillas incandescentes tradicionales tienden a desperdiciar una enorme cantidad de energía. De hecho, el 90 por ciento de la energía es liberada como calor, de ahí que este tipo de bombillas se calienten tanto.

Sin embargo, las LED son un tipo de tecnología completamente diferente. Se estima que utilizan hasta un 75 por ciento menos de energía. Además, su duración es muchísimo más elevada: duran hasta 25 veces más.

Por otro lado, tampoco requieren de demasiado mantenimiento. Y es que dado que las bombillas LED no se calientan ni se queman, solo tienden a atenuarse con el paso del tiempo, lo que significa que no tienes que preocuparte de reemplazarlos. Solo tendrás que conectarlas año tras año, y volverán a encenderse como la primera vez.

Luces de LED navideñas Ventajas

Entonces, ¿qué beneficios ofrecen las luces LED navideñas?

Efectivamente, dado que las luces de Navidad LED no se calientan al tacto, utilizas dentro del hogar son sumamente seguras, especialmente cuando las colocamos encima de nuestro árbol de Navidad, coronas o guirnaldas navideñas.

También destaca el evidente ahorro energético que supone finalmente la factura de la luz. Puedes tenerlas todo el día encendidas, y aún así estarás ahorrando hasta un 75 por ciento de energía.

Nos encontramos igualmente con su enorme durabilidad, lo que significa que, una vez acaben las Navidades, puedes enrollarlas con cuidado y guardarlas en la caja, para volverlas a sacar nuevo el próximo año. Además, como las bombillas tienden a ser de plástico, no tienes que pasar mucho tiempo envolviéndolas para evitar que se rompan.

Otra de las ventajas que encontramos es su enorme variedad de estilos, colores y tamaños, por lo que en la tienda siempre podrás encontrar el modelo que más te guste: luces en red, de cuerda, con forma de copo de nieve o de estrellas… O las típicas para colocar a lo largo de las ramas de nuestro bonito árbol de Navidad.

Tampoco podemos olvidarnos de algo igual de interesante: las luces de LED continúan mejorando con el paso de los años. De esta forma, aunque en un primer momento este tipo de luces no eran capaces de igualar a la luz blanca pura de las luces navideñas incandescentes (la luz de los primeros LED era más bien azulado), ahora es posible adquirir bombillas de color blanco frío o bombillas blancas cálidas, además de las típicas de colores.

Luces de LED ventajas y desventajas

Eso sí, también tienen algunos inconvenientes…

Como ocurre con prácticamente cualquier elemento tecnológico, no todo van a ser ventajas. Debemos tener en cuenta que las luces LED por lo general suelen tener un precio mayor, en comparación con las bombillas tradicionales.

Sin embargo, es evidente que este costo inicial será compensado con el paso del tiempo, ya que las facturas de electricidad serán evidentemente más bajas en comparación con el uso de luces tradicionales. Además, no será necesario reemplazarlas con tanta frecuencia.

¿Merece la pena invertir en luces LED navideñas?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar