Escrito por Tendenzias

Iluminación para el estudio

Muchas veces nos quedamos sin ganas de estudiar, sin apetencia por coger los libros, por el mero hecho de que nuestro lugar de estudio no está debidamente iluminado, y entonces achacamos nuestra inapetencia al poco gusto por estudiar o a que no tenemos ganas, cuando la realidad es que deberíamos plantearnos una mejor iluminación de nuestra zona de estudio.

En primer lugar, es esencial que el lugar de estudio tenga luz natural para poder aprovechar la energía que ésta proyecta y no tener que estudiar constantemente con luz artificial, lo que nos provoca un cansancio añadido al que ya de por sí nos provocaría el estudiar en sí mismo.

Pero esta luz natural no puede provenir de cualquier lugar, debe de ser frontal, no desde detrás. Si la luz natural nos viene de detrás estaremos tapándola con nuestro propio cuerpo y forzaremos innecesariamente nuestros ojos, por lo que debemos de estudiar siempre de cara a una ventana.

Por otro lado, cuando nos vemos obligados a estudiar con luz artificial, porque ya no hay luz natural, no es bueno hacerlo con una pequeña luz de un flexo, el contraste con la oscuridad dañaría gravemente nuestros ojos. Lo mejor es hacer una combinación, con la luz directa del flexo, y una luz indirecta de toda la habitación, con lo que nunca se produce ese contraste y siempre estamos en una situación cómoda.

Así, con estos pequeños consejos de iluminación conseguirás que el estudio sea más llevadero, más placentero y no te costará tanto.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?