Escrito por

Hacer una Mudanza

La mudanza por lo general, significa un momento de mucho entusiasmo por los cambios que vienen. Sin embargo se puede convertir en una pesadilla si no ponemos atajo y prevemos ciertos problemas como el embalaje, los permisos, el traslado, las notificaciones de cambio, entre otra serie de imprevistos que pueden acabar con nuestra paciencia. A continuación recomendamos ciertos consejos que pueden ayudar a la organización y coordinación a la hora de hacer una mudanza.

Para comenzar, hay tres normas básicas que deben estar presentes a la hora de ajustar los detalles de la mudanza, y se puede resolver respondiendo las siguientes interrogantes: ¿Cuándo hacerla?, ¿Cómo hacerla?, y ¿Qué llevar?. A simple vista parece sencillo, pero a decir verdad, puede provocar una serie de conflictos y preocupaciones que deriven en estrés, desgaste físico, mental e incluso afectivo.

Resolviendo las interrogantes

Es importante preguntarnos si existe una mejor época del año para poder planificar el acto de mudarnos, y es que efectivamente hay ciertos puntos que favorecen el cuándo realizar nuestra mudanza. Por lo general, se recomienda realizar el cambio, durante los meses de verano, ya que coinciden con las vacaciones de los niños y los adultos se pueden acoplar a ellas. De este modo se posee un tiempo distendido donde poder observar cada movimiento y realizar cada uno de los pasos necesarios, inclusive el acomodar en el nuevo hogar cada una de nuestras pertenencias.

Así mismo, si se puede, se obtendrán mejores resultados si se planifica con tiempo, es decir con al menos dos meses de antelación, para poder contar con el tiempo necesario para organizar y almacenar como corresponde cada una de las cosas.

Ya teniendo planeado el cuándo, viene el proceso más complejo de todos, saber qué llevar en nuestra mudanza. Durante mucho tiempo acumulamos y acumulamos objetos e inmuebles, los cuales muchas veces no tienen un uso concreto. Es entonces importante realizar una selección de que piezas conservaremos y de cuales prescindiremos. Es importante aligerar la carga de pertenencias a la hora de iniciar una nueva morada y así aprovechar de comenzar con todo en orden.

Muchas veces, también sale más a cuenta, rentable y práctico, adquirir nuevas cosas en vez de trasladarlas, tanto por los costos de transporte como por el uso que ya poseen.

Finalmente ya pasando las dos grandes primeras etapas de organización, viene el proceso de empacado, y resolver cómo llevar nuestra mudanza. En la actualidad, existen empresas encargadas específicamente de  embalaje y desmontaje de nuestras cosas, sin embargo resulta ser algo más costos y poco personal que si nos encargamos de realizar nosotros mismos el proceso. Además, si logramos comenzar con tiempo a embalar sin intermediarios, podremos realizar una selección más detallada de lo que realmente nos llevaremos.

Cómo embalar

Si decide realizar el proceso de embalaje usted mismo, es importante seguir algunos consejos que le permitirá optimizar el espacio y el resultado final. Para comenzar debemos separar los artículos más pesados como los libros, y utilizar cajas de pequeñas dimensiones que sean más fáciles de transportar y mover.

En cuanto a la vajilla, probablemente de las cosas más delicadas que nos toque embalar, debemos poner cuidado de ponerlas cada una por separado, con mucho cuidado y ojalá cubiertas con algún material de papel o plástico burbuja para amortiguar los golpes. Al momento de guardarlos, hacerlo de modo vertical en la caja, ya que es una posición donde serán más resistentes a los golpes. Cuando la caja esté llena, rellene los huecos con papel periódico. No olvide la palabra frágil fuera de la caja para que en el momento de su traslado se tomen las medidas necesarias.

Un punto muy importante es realizar un completo inventario de lo que contiene cada caja, y así en el momento de llegar a nuestro nuevo hogar poder tener todo bajo control.

loadInifniteAdd(44636);

Escoger una empresa de mudanzas

Existe una gran cantidad de empresas de mudanza en el mercado, cada una con diferentes servicios, garantías y evidentemente costos. Ahora bien, cómo saber cuál es la empresa que nos conviene y que se ajuste a nuestras necesidades?.

Lo primero es evaluar el costo, el cual estará dado principalmente por el tamaño de la vivienda, el volumen cúbico de las cajas o bultos y la distancia que se recorrerá hasta el nuevo destino. Evidentemente el precio aumentará en directa relación al aumento de cada uno de los factores antes señalados.

En cuanto a los servicios que ofrecen, el objetivo básico es el traslado de nuestros enseres. Sin embargo, existe algunas empresas que además nos entregan otros servicios útiles al momento de la mudanza, tales como el servicio de trasteros o guardamuebles, departamento de arte con personal especializado para el traslado de piezas y obras de este tipo, el servicio de apoyo al embalaje, etc. Recomendamos definir cuáles serán nuestros requerimientos y buscar la empresa que nos ofrezca los servicios más integrales dentro de nuestra necesidad.

Finalmente, y un punto no menos importante que todos los anteriores, es la oferta de garantías al traslado, ya que estamos confiando todas nuestras pertenencias a una empresa que debe responsabilizarse por daños producidos en su gestión. Por ello es importante que nos fijemos si la empresa por la cual optamos cuenta con un seguro de responsabilidad civil, y cumple con las normativas vigentes.

loadInifniteAdd(44637);

Para quienes desean conocer más respecto a lo importante a tener en cuenta en nuestra mudanza, recomendamos los siguientes artículos:

Cómo hacer una mudanza eficiente

Ideas útiles para una mudanza

Cómo embalar en una mudanza

También puedes ver el siguiente video:

¿Qué es lo que piensas?