Escrito por

Escritorios para estudiantes

Los escritorios son un lugar de trabajo, de reflexión y en el caso de los estudiantes; de largas y duras horas de estudio en los que además de una silla cómoda y envolvente se requiere de un mueble de escritorio que cumpla unas determinadas características de confort, practicidad y calidad que no todos los escritorios pueden ofrecer. En este artículo analizamos algunas de las características más buscadas por los estudiantes a la hora de elegir escritorio.

Escritorio de estudio

Más de un cuarto de la población de nuestro país son estudiantes. Es un dato que sin dudas nos habla de la importancia de un grupo poblacional, que además, en los últimos años no ha parado de crecer. Estudiar no es fácil, y más si no se cuenta con un espacio de estudio adecuado, en el cual es escritorio es una pieza clave y fundamental. Los padres, en muchas ocasiones pueden intentar buscar modelos que se adapten a las necesidades de sus hijos, pero si no conocen cuales son los puntos más importantes, la búsqueda será un fracaso.

Puntos claves de un escritorio estudiantil

  • La postura. La altura del escritorio es muy importante a la hora de desarrollar el día a día en el escritorio, una altura incorrecta puede provocar. La mayoría de expertos coinciden que la altura ideal de un escritorio es la que queda ligeramente por debajo de la altura de nuestro ombligo. Esta altura como es lógico, no es total responsabilidad del escritorio sino que también depende de la silla, y que la misma sea adaptable en altura.
  • El espacio. Depende mucho de las circunstancias de la habitación en la que se busque colocar el escritorio, pero lo cierto es que un escritorio con una mesa pequeña no es aconsejable para los más jóvenes, los cuales tienen tendencia a acumular sobre el escritorio una gran cantidad de objetos que al final pueden dificultar encontrar un espacio amplio de estudio.
  • La practicidad. Que el escritorio tenga espacios de almacenamiento como cajones puede parecer un hecho anecdótico, pero mejora las condiciones de estudio notablemente y además fomenta la creación de un ambiente de trabajo más ordenado y profesional, ideal para que los más jóvenes se vayan acostumbrando a poner las cosas en su lugar.
  • La solidez. De nada nos sirve un escritorio que cumpla los dos puntos anteriores si el mismo se tambalea, no soporta el peso de un ordenador portátil o bien nos dura excesivamente poco tiempo. Por tanto, es importante comprobar la calidad general del escritorio sometiéndolo a un riguroso análisis.
  • El diseño. Quizás sea el aspecto más controvertido de todos. Pero lo cierto es que todos trabajamos más motivados si nos encontramos ante un ambiente de trabajo agradable, a lo que sin dudas contribuye un escritorio adaptado a los gustos personales del estudiante.
escritorio_2

Otros escritorios para estudiantes

Existen otros tipos de escritorios para estudiantes. Desde aquellos que tienen una funcionalidad básica y que son plegables a fin de obtener el máximo ahorro de espacio en la habitación hasta otros que están preparados para soportar el peso de un ordenador de sobremesa teniendo varios “pisos” y siendo compatibles con esta función.

Lo cierto, es que el escritorio es el lugar de trabajo en donde cultivamos nuestros conocimientos e ideas, y por tanto, conviene tomar muy en serio su elección.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?