Escrito por

Escritorios juveniles

El escritorio es un escenario imprescindible para el desarrollo intelectual de los más jóvenes de la casa. Es un lugar en el cual nuestros niños tendrán que asumir las responsabilidades del estudio, apostar por la lectura y disfrutar incluso de sus ratos de esparcimiento con el ordenador. Un mueble como un escritorio ha de ser comprado teniendo en cuenta las necesidades de cualquier joven en esta época de la vida. En este artículo te damos las claves para que la compra del escritorio sea un éxito.

Dormitorio joven

Priorizar el aspecto práctico

Si bien los escritorios juveniles están disponibles en una amplia gama de precios, modelos, colores y sobretodo; formas, lo fundamental es tener muy en cuenta el aspecto más práctico, porque la funcionalidad que le brinde el escritorio a nuestro joven será una pieza esencial en su desarrollo.

Por ello, y aunque en muchas ocasiones nos guiemos por el aspecto estético del mueble, en esta ocasión cabe mirar algunos puntos prácticos, como por ejemplo el espacio disponible para colocar objetos como libros, apuntes y el ordenador, o también la cantidad de cajones disponibles para almacenar libros u otros utensilios de estudio.

Dormitorio para jóvenes

Cuidar la comodidad

Nuestra responsabilidad como padres, es que nuestros jóvenes estén cómodos durante su estudio, esto les animará a permanecer más horas estudiando y por ello, conseguirán más y mejores resultados académicos.

La comodidad se manifiesta en algunos puntos como una altura correcta; nunca superior al ombligo y que también se puede modular mediante una silla adaptable. Otros aspectos que ayudan a la comodidad es la presencia de un reposapiés, posiblemente uno de las cuestiones más olvidadas y que sin embargo es esencial en las largas tardes de estudio en un escritorio.

Materiales y forma del mueble

En cuanto a materiales, el material que continúa arrasando en cuanto a escritorios juveniles es la madera. En cuanto a maderas existen de todas las calidades, colores y precios. Lejos de lo que se solía pensar, el tipo de madera no lo es todo a la hora de elegir un escritorio. Sino que conviene tener más en cuenta la calidad de construcción independientemente del tipo de madera empleada.

¿Cómo comprobar la construcción del mueble? Comenzaremos mirando las juntas entre las diferentes piezas en busca de posibles defectos o debilidades, y procederemos a sentarnos frente al escritorio para comprobar si el mismo se mueve al apoyarnos ligeramente sobre él, simulando la presión que se ejerce cuando se está estudiando.

Independientemente de los materiales en los que esté construido el escritorio, lo que sí tenemos que tener en cuenta, es que la superficie sea resistente y en lo posible, que sea lo más rígida posible, ya que esto ayudará a que el mueble no pueda ser rayado o percudido por manchas de tinta, tan habituales en estos espacios.

Una vez hayamos elegido la mesa juvenil correcta, tendremos que elegir una buena luz que ayude a crear ese ambiente de estudio y por fin podremos decir “misión cumplida”.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?