Escrito por

Dormitorios

A la hora de planificar una mudanza, uno de los momentos más complicados es el de decidir qué muebles llevaremos y de cuáles nos desharemos. Es inevitable que no podamos acarrear con todos, no sólo por motivos económicos, que suele ser lo menos importante, sino más aun debido a problemas de espacio, especialmente si nos mudamos a un piso de menor tamaño. Por ello, lo principal es decidir qué es lo imprescindible que queremos tener en cada habitación. En este artículo encontrarás una serie de consejos para mudanzas que te ayudarán a saber elegir precisamente eso, para hacerte mucho más fácil el cambio de casa.

A la hora de hacer una mudanza tenemos que intentar que nuestros nuevos dormitorios tengan lo justo y necesario, sin sobrecargarlos de elementos. No debemos caer en el error de considerarlos una especie de “cajón desastre”, donde colocaremos todo lo que no tenga cabida en otras estancias de la casa como el salón, por ejemplo. Debemos colocar únicamente en él los muebles imprescindibles que nos permitan descansar y movernos con facilidad por nuestro dormitorio.

Muebles fundamentales

Lo principal en un dormitorio, evidentemente, es la cama. Nunca puede faltar pero aun con ésta debemos utilizar el sentido común, puesto que su tamaño tiene que ser el adecuado, dejando siempre suficiente espacio para movernos a ambos lados. Ten en cuenta, además, que si tienes el armario cerca de la cama debes poder abrir bien las puertas y los cajones, así que presta mucha atención al tamaño de tu colchón para ver si es el adecuado para tu nuevo dormitorio.

Las mesitas de noche son muebles auxiliares pero muy prácticos, puesto que en ellas tendremos siempre a mano muchos elementos de nuestra vida cotidiana. No debemos prescindir de ellas ya que te vendrán bastante bien a la hora de colocar una simple lámpara de noche, el teléfono, o cualquier otro tipo de objeto que utilices por las noches como cremas o libros, por ejemplo. Ten en cuenta que si no las tienes tendrás que dejar todas esas cosas en el suelo o bien levantarte a colocarlas en otro sitio.

Una cajonera para nuestra ropa más inmediata también será útil, ya que es mucho más cómodo abrir un simple cajón que tenemos más a mano que abrir los compartimentos que estén dentro del armario, por ejemplo.

Por último, también puede ser una buena idea contar con un arcón donde guardar esos objetos o ropa que no parecen tener cabida en ningún sitio concreto, pero que al mismo tiempo no queremos perder de vista. O donde guardar la ropa que no es de temporada o incluso algunos objetos que tienen cierto valor para nosotros pero que no sabemos donde ponerlos.

La estructura de la habitación

Si planificamos cuidadosamente la estructura de todas nuestras habitaciones antes de la mudanza nos ahorraremos una preocupación de cara al momento del traslado, que ya de por sí será bastante estresante. Ten en cuenta, como te hemos dicho antes cuando nos referíamos solo a al cama, que el nuevo dormitorio lo más seguro es que no tenga la misma forma del que tienes ahora, por lo que es posible que no cojan todos los muebles que tienes o que sí quepan pero quede demasiado sobrecargada la habitación. Es por ello conveniente que estudies la nueva estructura antes de empaquetar y que visualices cómo te gustaría colocar todos los muebles que te hemos mencionado para agilizar luego la mudanza y la preparación de la habitación.

Además de los muebles, en un dormitorio también tenemos objetos más pequeños que debemos empaquetar en las cajas. Por eso en este vídeo te ofrecemos una serie de consejos para organizar las cajas de tu mudanza.

Échale un vistazo a estos otros artículos que también pueden servirte para agilizar tu mudanza:

Mudanza fácil

Consejos para mudanzas

El elevador, una garantía para tu mudanza

Alquilar una furgoneta sin conductor para una mudanza

Imágenes: decoralis.com, ikea.com

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?