Escrito por

Dormitorios clásicos

Los dormitorios de un estilo más clásico son los preferidos por las personas que desean hacer de ellos un remanso de paz y tranquilidad. En ocasiones, buscamos conseguir con la decoración de nuestro hogar un contraste con el mundo urbano que nos rodea a diario, cada vez más tecnológico y frío. Utilizar toques rústicos, muebles y colores tradicionales, nos sirve para encontrar ese rincón personal, quizás un retorno a nuestras raíces o nuestra infancia.

Para conseguir una decoración más clásica, lo principal es emplear la madera como elemento fundamental del acabado de nuestros muebles. En la decoración moderna también se usa, pero es menos frecuente; generalmente se combina con otros elementos sintéticos. Las tonalidades marrones, así, serán las más habituales en un dormitorio clásico, aunque también son adecuados los blancos y azules. En general, es mejor escoger tonos pastel, tanto para los diferentes elementos del dormitorio como para la pintura de las paredes.

Las cajoneras, peinadoras, etc., pueden contar con diferentes motivos tallados. Además de la madera, otro material muy utilizado en esta clase de muebles, así como en sillas, es el mimbre, que sin duda nos remitirá al mundo rural y al pasado de nuestros padres y abuelos.

Si queremos remontarnos todavía más allá, podemos acudir a la decoración Luis XVI o rococó: un estilo procedente de Francia que ha pasado a la historia como símbolo de elegancia y distinción. Podemos utilizarlo en toda la vivienda; en el dormitorio, podemos plasmarlo gracias a grandes cabeceros para la cama y elementos curvos.

¿Qué es lo que piensas?

  1. Connie dice:

    A bit surprised it seems to silmpe and yet useful.