Escrito por

Dormitorio de estilo nórdico

Todos necesitamos descansar y relajarnos después de nuestra jornada de trabajo. Encontrar este espacio acogedor y cálido, que nos brinde ese confort tan merecido, es muy importante para nuestro bienestar y nuestra salud. En un país como Noruega, Suecia, o Finlandia, de extremas temperaturas y duros trabajos a la intemperie, sus habitantes lo saben bien. Quizás por ello los dormitorios de estilo nórdico son famosos a nivel mundial por la comodidad, un diseño que invita al relax y un cuidado máximo de todos los detalles.

Dormitorio estilo nórdico con suelo de madera

Entender una necesidad

Refugiarnos en una cama cómoda y en una habitación bonita y agradable es el placer que todos buscamos. El dormitorio es el sitio de la casa que nos ofrecerá ese refugio, esa paz, que nuestro cuerpo tanto física, como mentalmente necesita.

Claro que la cama y el colchón precisamente deben de tener unos requisitos básicos de calidad para proporcionarnos comodidad y buena salud. Pero tan importante como estos, es también lo que nos rodea, la iluminación , temperatura, aislamiento, y también los muebles, cortinas, etc.

Habitación nórdica de tonos claros

El estilo nórdico

En los países del norte de Europa, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, decoran sus casas con unos toques muy propios de esas latitudes de clima frío, buscando crear un ambiente cálido y agradable que ha dado paso a marcar un estilo, el “estilo nórdico.”

Las premisas principales de este estilo, están dadas por ambientes luminosos, de colores claros, mas bien apastelados, suelos principalmente de madera, muebles también de madera, de lineas rectas, mas bien sencillos, poco recargados.

Los colores claros, aportan luminosidad, tan necesaria en estos países de días cortos y poca luz natural. El blanco es el que prevalece en las paredes, pero también los grises, beige, marrón ultra suaves.

Los suelos de madera, aportan naturaleza, calidez y rusticidad, también pueden estar tintados de blanco, siempre acompañados de alfombras en las zonas de sofás y cama para lograr un mejor aislamiento del frío.

Los textiles que se utilizan son de componentes naturales, como lino y algodón, y están presentes en la ropa de cama, las fundas nórdicas, mantas y edredones. Estos visten de por sí la estancia y aportan color. Los complementos son infaltables, como alfombras y cojines, le dan el toque cálido que completa el diseño del cuarto.

Los muebles pueden ser de madera natural, laminados en blanco o negro para resaltar en caso que el piso sea blanco. Con lineas rectas, simples pero con capacidad utilitaria para guardar nuestra ropa y enseres y así mantener nuestro cuarto despejado y en orden. También alguna cómoda o mesilla antigua, puede ser reciclada y lograr así un equilibrio entre lo moderno y lo clásico.

Dormitorio estilo nórdico en tonos claros

Recordemos que el diseño de este estilo, es mas bien minimalista, sencillo y donde se valoriza lo natural.

No debemos recargar el dormitorio con demasiados adornos, es fundamental crear un ambiente despejado, con sensación de calidez y confort que nos brinde una sensación de relax y reparo del sueño.

Las lámparas y demás elementos de iluminación deben estar acorde al entorno, de lineas simples y poco cargadas.

Como decoración para las paredes, cuadros de colores suave y dibujos armoniosos, con marcos de madera oscuros y anchos. También son tradicionales los cuadros con tipografías. Algún objeto de cerámica, sobre la cómoda o mesilla de noche serán el broche de éste estilo.

Son estos consejos los lineamientos básicos y generales para lograr un dormitorio al estilo nórdico, que nos brinde un acojedor ambiente para lograr los mas felices y dulces sueños.

¿Qué es lo que piensas?