Escrito por

Dormitorio de estilo inglés

Inglaterra es una gran nación reconocida entre muchas otras cosas por ser portadora de un estilo y distinción sin parangón en el continente europeo. Las tradicionales viviendas británicas además de por una decoración preparada para largos meses de lluvia, se caracterizan por un estilo elegante y conservador en el buen sentido de la palabra. En este artículo desglosaremos algunas de las características del estilo inglés aplicado a los dormitorios.

Habitación británica

Un estilo de vida

El estilo inglés, como comentábamos en la introducción, representa no sólo un estilo decorativo, sino también un estilo de vida. Debido a las malas condiciones climatológicas de las islas británicas, la decoración inglesa busca que el dormitorio sea un refugio de comodidad máxima ante la hostilidad climática exterior. Es, por tanto, un estilo cálido y acogedor que se adapta bien a cualquier estancia y que requiere de una serie de atenciones que te contamos inmediatamente.

Dormitorio Inglés

Colores con contraste

Los colores típicos de un dormitorio de estilo inglés son los que se basan en la época victoriana o la eduardiana y que tienen como norma general buscar un contraste equilibrado entre los diferentes objetos de la decoración y las paredes del dormitorio.

Por ello, y en cuanto a la pintura, lo ideal es la utilización de tonos muy claros, blancos, grises o tonos crema. Los tonos pastel azul, café y verde muy claro son también otras de las alternativas más usuales. También se utilizan mucho los tapices en las paredes con tonos de flores de lís, rayas verticales u otros diseños que darán paso a una decoración y un mobiliario que buscará este contraste tan inglés.

Un mobiliario de tradición

La decoración de tipo inglés se caracteriza por su muebles de estilo clásico. El material más común es la madera, sobretodo en tonos oscuros, maderas nobles que representan la calidez y la calidad del buen mueble. No cabe escatimar en muebles, desde mesitas de luz, hasta el tocador, el armario, las sillas o incluso un decorativo baúl son ideales para el diseño de un dormitorio inglés.

Su estilo deberá ser clásico, con cabeceras de cama muy grandes y rústicas y diseños tradicionales. Los barrotes en la cama son predominantes.

Otro de los aspectos vitales es la decoración, en tanto es un estilo que busca la calidez es la de los textiles. Utilizando gruesos edredones y textiles estampados.

Los cortinados son imprescindibles teniendo en cuenta que este estilo proviene de un clima frío y húmedo. Los colores son de tonos claros o pastel.

Que las almohadas combinen con las cortinas y las paredes es una cuestión mucho más importante de lo que a priori pueda parecer ya que determina el estilo del conjunto.

Otras cuestiones igualmente importantes

Si bien podríamos dar por terminado el conjunto existen otras consideraciones importantes en torno a las puertas y ventanas, los cuales en la medida de lo posible deberán seguir unas pautas.

Como por ejemplo ser de madera y combinar entre sí, por ejemplo si decidimos que la puerta sea blanca las ventanas tendrán que serlo de igual modo.

La decoración de un dormitorio inglés también incluye cuadros con estilo de paisajes idílicos o típicos de las Islas Británicas.

¿Qué es lo que piensas?