Decoración de Interiores

Hogar10.es

La decoración de nuestro hogar es fundamental para crear una atmósfera cómoda y adecuada a nuestros gustos y necesidades. Existen diversos estilos y tendencias las cuales conoceremos en el artículo de hoy para conocer ciertas alternativas para la decoración del interior de nuestro hogar.

Las clasificaciones o diferenciación principal para la elección del estilo de diseño, se basan principalmente en la tendencia del diseño de muebles, los que aportan gran parte del aspecto que se requiere para nuestros espacios. Estos pueden encontrarse desde el estilo renacentista hasta el pop–art, donde todo puede tener espacio y solo va a depender de nuestro gusto y el de nuestra familia.

A continuación conoceremos los principales estilos en la decoración de interiores, aportando ciertos tips que nos ayudarán a generar nuestro propio espacio.

Estilos de Diseño

Minimalismo. Estilo moderno y audaz, se concentra en líneas puras para el diseño de sus muebles. Mucha presencia de figuras geométricas de colores neutros de preferencia con pequeños aportes de color dados por los objetos. Este estilo crea una atmósfera calma, serena, ordenada. Su principal preocupación es conseguir una armonía con elementos de iluminación muy cuidados y con colores como blancos, crudos y tostados, en contraste con colores negros.

Rústico. Principalmente aporta el uso de maderas nobles, aplicándose a la mayor parte de los elementos del hogar, desde el suelo, muebles, paredes, ventanas, entre otros, muchas veces mezclado con piedras u otro tipo de elementos. La combinación de los demás elementos decorativos, por lo general en colores neutros y colores beige.  Mientras que los muebles tienen terminaciones macizas y por lo general son de contextura muy robusta dejando de lado la sofisticación y líneas rectas.

Clásico. Este estilo privilegia los colores cálidos y acogedores. Suelen estar sobrecargados con elementos de época o muy elaborados de colores fuertes y de tapices muy estampados y coloridos. Por su parte, los muebles son de materiales nobles como el nogal o el roble.

Loft. Un estilo muy similar al minimalista que nace por la necesidad de generar atmósferas amplias. En este estilo muchas veces se aprovechan estructuras industriales sin pilares que generan mayor amplitud. Aporta tranquilidad sin perder las líneas rectas elegantes. Se aprovechan al máximo todos los espacios y el vacío es uno de los elementos más aprovechados y sugeridos por este tipo de estilo.

Kitsch. Es uno de los más atrevidos de los estilos, donde se combinan colores estridentes con elementos chillones y estridentes, además de presencia de pieles sintéticas. En cuanto a los muebles, estos son de preferencia estrafalarios de formas geométricas y recubiertos de materiales sintéticos. Realmente una visión estrafalaria del diseño.

Oriental o exótico. Permite generar una atmósfera serena, calma y de equilibrio. Los elementos utilizados y objetos de decoración remiten a la cultura oriental y a su tradicional sabiduría. Nunca deja de lado la presencia de la naturaleza a través de elementos decorativos como las piedras, las flores, el agua y la madera. Muchas veces también se le vincula con una tradición milenaria del feng shui , donde todo tiene un orden dispuesto de manera especial y en armonía con la tierra y su energía.

Shabby Chic. Este estilo principalmente destaca por el uso de muebles antiguos pero readecuados y actualizados, dándoles un toque de envejecido, pero no viejo. Genera una atmósfera muy romántica pero a la vez actual, utilizando elementos de ambas tendencias.

Como podemos ver, estilos y formas hay para todos los gustos, ahora es muy importante definir cuál es el que más se acomoda con nuestra personalidad y la de nuestra familia, y ponernos manos a la obra para decorar de la mejor manera el interior de nuestro hogar, imprimiéndole claro, nuestro sello particular.

Decorar con colores

dormitorio con colores

Aunque definir un estilo es muy importante para la apariencia que se le quiere dar al hogar, también debemos tener en cuenta que podemos ambientar nuestra casa según colores en la decoración de interiores. Veamos cómo se pueden usar los colores y qué beneficios tiene cada uno de ellos.

Amarillo y Marrón: El amarillo es un color altamente energético y propagador de luz. Cualquier habitación que contenga amarillo tenderá a llevar al estado de ánimo hacía el optimismo y la energía positiva. Dependiendo también de la tonalidad que se empleé del color podrá producir un efecto de luminosidad solar, y alegría. Sin embargo, no conviene abusar de este color, porque resulta muy fácil que el amarillo canse. Por tanto puede utilizarse como detalle combinatorio con marrones, crudos, blanco o negro, tonos tierra y marfil. El marrón, sin embargo, es un color más tranquilizador que acompaña muy bien al amarillo. Por lo general todos los tipos de marrones transmiten calidez, sobriedad y sencillez. Puede pensarse que es un color intermedio entra la calidez del amarillo y la frialdad del blanco, por tanto si optamos por marrón o amarillo para la decoración interior de alguna habitación, lo mejor es que se acompañen mutuamente.
comedor decoracion

Rosa y azul con madera: Por más que el rosa sea un derivado del rojo, siempre será un color propagador de frescura al igual que el azul. Si para la decoración interior de una habitación se emplean tonalidades más dulces de estos colores como el rosa pastel, chicle o el turquesa, se tenderá a conseguir siempre un efecto más rejuvenecedor y femenino de cualquier sala. Sin embargo la clave está en amaderar estos colores. La madera proporciona calidez, y ante la frescura del rosa y el azul, se produce un equilibrio adecuado para pasar largos ratos en un lugar confortable de la casa. La madera templa cualquier ambiente y los vuelve elegantes, sobre todo si se trata de maderas en tono nogal. Sin embargo, hay que utilizar la madera de forma debida, puesto que en vez de acompañar al rosa y azul, puede opacarlo tomando protagonismo y convertir al ambiente en un lugar demasiado sobrio.

Verde y azul: El verde siempre será un color que lleve la naturaleza hacía adentro de nuestra casa, por lo general sus tonalidades evocan a árboles, frescura, vegetación y hierbas. Al igual y a diferencia que el amarillo, lo que provoca el verde es la sensación de vitalidad y alegría. El verde es transmisor de pureza altamente energético, ideales para la decoración interior de la casa de las personas que llevan un estilo de vida “zen”. El azul es un buen compañero del verde ya que frecuentemente tiende a relajar la vista. Además, también es un color que trae la naturaleza hacia adentro, gracias a que evoca el cielo, y el mar, y por consiguiente también proporciona frescura y amplitud visual. Sin embargo se debe tener presente que tanto el verde como el azul son colores fríos y por ello no se debe abusar de su uso. Lo mejor es acompañarlos con blancos, y no otros colores, así pueden destacarse y cumplir su función.

Attribute 'ids' is necessary

3.60 avg. rating (71% score) - 46 votes