Escrito por

Cunas de bebés

El elemento mas importante en la habitación de un niño es indudablemente la cuna. Proporcionar de un dulce descanso, placentero y seguro es fundamental para los padres. Las cunas infantiles deben cumplir estas normas y permitir que el bebé apoye cómodamente el cuerpo, tener suficiente espacio para dar vueltas y con protecciones laterales para evitar caídas.

Cuna de bebé

Los niños son los que mas horas de sueño necesitan y es por tanto, muy importante tener en cuenta esto, cuando decidamos comprar una cuna.

Para garantizar a nuestros hijos un buen descanso, debemos primero brindarles un espacio cómodo y seguro. Para los primeros meses, un moisés o minicuna, es una buena opción, nos permite llevarlo con nosotros y tenerlo en nuestra habitación en los primeros días mientras nos adaptamos a los ritmos de la lactancia. Pero a partir del tercer cuarto mes , deberíamos pensar en trasladarlo a su propia habitación, con luz natural, poco ruidosa y dormir en una cuna mas adecuada a su talla.

Detalles que debemos tener en cuenta a la hora de comprar una cuna. De los seis a ocho meses, los bebes comienzan a incorporarse sin nuestra ayuda, necesitamos que los bordes sean suficientemente altos y acolchados en su interior. Muchas tienen barandillas abatibles o de “quita y pon”, para poder resguardar al niño mientras aun no camina y permitir su uso cuando el niño va creciendo y ya se puede desplazar.

Cuna de bebé
El fondo de la cuna, sobre el que descansará el bebé, debe ser firme y plano, para permitir realizar cambios de postura con comodidad, su cabecita no debe tocar el cabecero y debe poder girar con comodidad.
Que sea lo suficientemente ancho para permitir algún desplazamiento, estirarse y realizar alguna voltereta a medida que van creciendo.
La cuna en su interior debe ser acolchada, sobre todo en el cabecero, con tejidos naturales y sin tintes tóxicos. Deben ser fáciles de quitar o desenfundar para poder lavarlos. Por supuesto que debe tener también un buen colchón, que le procure un soporte blandito pero firme, este debe ser lavable y con tejidos anti ácaros.

En las casas o pisos con poco espacio, es importante decantarse por cunas plegables, mas livianas que en caso de requerirlo se puedan guardar o cambiar de sitio.
También para esto es fundamental que tengan ruedas para trasladarlas a otras estancias de la casa y tener al bebé siempre controlado y junto a nosotros , si así fuera necesario. Estas facilitan el balanceo y ayudan a conciliar el sueño. Algunas cuentan con un dispositivo de bloqueo que evita accidentes por desplazamiento , cuando no lo supervisamos.

Las maxicunas, son otra exelente opción y las que nos permiten con el tiempo y a partir de que el niño lo requiera, convertirse en camas. Así se pueden usar desde el nacimiento hasta los 2 o 3 años.
Son muy prácticas se van adaptando a nuestras necesidades, se sube y se baja la base, suelen tener cajones inferiores para guardar los enceres del niño.

¿Qué es lo que piensas?