Consejos útiles para reciclar el árbol después de la Navidad

Según comienza enero, y acaba el tradicional Día de Reyes Magos, la temporada festiva -y navideña- llega finalmente a su fin. En esos momentos, los niños de todo el país estarán quitando el ángel o la estrella de lo alto de su árbol, y sus padres y madres comenzarán a empaquetar todas las decoraciones navideñas […]

Según comienza enero, y acaba el tradicional Día de Reyes Magos, la temporada festiva -y navideña- llega finalmente a su fin. En esos momentos, los niños de todo el país estarán quitando el ángel o la estrella de lo alto de su árbol, y sus padres y madres comenzarán a empaquetar todas las decoraciones navideñas hasta el próximo año. Así, uno por uno, nuestros queridos árboles de Navidad desaparecen hasta pasados 12 meses. Si son de plástico, evidentemente su lugar será nuestro sótano (después de guardarlos en su caja). Pero, ¿y si se trata de un árbol natural? ¿Qué podemos hacer con él una vez termina la Navidad?.

Reciclar árbol de Navidad

Aunque hoy en día podemos encontrar en el mercado árboles de Navidad artificiales que incluso podrían hacerse pasar fácilmente por naturales (tal es la innovación que ha llegado incluso hasta al sector navideño), no hay duda que los árboles naturales poseen algo de especial. Son, en definitiva, diferentes, y hacen que la decoración navideña en casa sea igualmente distinta, única y bella.

Se estima que, en nuestro país, cada año se venden entre 1 a 2 millones de árboles de Navidad naturales. Aunque, es cierto, la tradición española no es la de precisamente utilizar árboles naturales, sino la de optar por el típico artificial (habitualmente de plástico). De hecho, en otros países cercanos, como por ejemplo podría ser el caso de Francia o del Reino Unido, el uso de árboles naturales sí está plenamente extendido. Tanto, que se venden cada año cerca de 6 millones.

Pero si utilizas árboles naturales, o precisamente para estas Navidades te has planteado la posibilidad de dejar en el sótano el artificial, y optar por un abeto natural, es posible que prefieras descubrir qué hacer con él una vez finalicen las fiestas. Te ayudamos a conocer cuál puede ser el mejor destino para tu bonito árbol navideño… Toma nota.

Reciclarlo

Algunos grupos comunitarios, invernaderos y centros de jardinería recogen el árbol natural, y lo suelen plantar en sus propias instalaciones para brindarle un nuevo futuro.

Por ejemplo, basta con retirar las decoraciones navideñas y llamar a alguno de estos centros. En la mayoría de las ocasiones estas instalaciones los recogerán gratuitamente, simplemente tras realizar una breve llamada.

En otras ocasiones, sobre todo si no existe esta posibilidad en tu ciudad o barrio, puedes optar por dejarlo en un lugar de reciclaje. Luego, el árbol será triturado en virutas y será posteriormente utilizado en partes o en áreas forestales.

Replantarlo

Se trata, es cierto, de otra de las mejores opciones, especialmente si has pasado unos días ciertamente agradables cerca de tu árbol navideño y te cuesta desprenderte de él. Y es una opción ideal, sobre todo, si fuera de casa tienes un jardín o algo de terreno donde poder replantarlo.

Replantar árbol de Navidad

Se convertirá, sin duda alguna, en un excelente refugio para las aves durante los fríos meses de otoño e invierno, e incluso si lo deseas puedes colgar en sus ramas manzanas o nueces para mantener a estas aves perfectamente bien alimentadas.

Eso sí, recuerda algo fundamental: solo es posible replantar aquellos árboles de Navidad que estén vivos. Por tanto, después de retirar toda la decoración, debes asegurarte de que sus raíces aún están vivas e intactas antes de empezar a cavar el hoyo en tu jardín.

En el momento de la compra, lo más habitual es que el árbol esté inactivo, de manera que debemos preservar en casa ese estado de “latencia” para ayudarlo a sobrevivir una vez ha sido replantado.

Por ejemplo, es imprescindible mantenerlo alejado de radiadores, calefactores y otras fuentes de calor, regarlo diariamente para mantener húmedas sus raíces y, a ser posible, colocarlo en una zona de la casa algo más fría.

Reutilizarlo

Reutilizar árbol de Navidad

Es otra de las opciones más útiles y recomendadas. Por ejemplo, puedes aprovecharlo al máximo y reutilizar cada parte de él. Por ejemplo, puedes crear auténticos posavasos rústicos con el tronco del árbol, o hacer maravillosas bolsitas de tela con las agujas de pino, ,que serán tan aromáticas como maravillosas para regalar.

Como vemos, si estas Navidades prefieres optar por un árbol natural para decorar tu casa, después de las fiestas le puedes encontrar el destino perfecto.

Consejos útiles para reciclar el árbol después de la Navidad
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar