Escrito por

Consejos para empaquetar

Hemos hablado en nuestro blog de las cajas, de los diferentes tipos que existen, de los materiales de embalaje… Sin embargo, cuando llega el temido momento de empezar a guardar los diferentes objetos para la mudanza surgen mil y una dudas diferentes, que no pueden resolverse con la simple teoría. ¿Cómo guardar la ropa? ¿En qué casos es preferible una caja y en cuáles una bolsa de grandes dimensiones? Muchas veces, entre los nervios y el caos que puede suponer el traslado en otros muchos aspectos, no tenemos la cabeza suficientemente fría para recordar recomendaciones que pueden resultar muy básicas. Hoy veremos algunas de ellas, que no por simples dejan de ser importantes, y que conviene tener siempre en mente, sea cual sea el tipo de objetos que vayamos a empaquetar:

  • Hay que intentar rellenar las cajas lo más posible. Si queda espacio y podemos aprovecharlo para otros utensilios más pequeños, es recomendable hacerlo. Una caja con muchos espacios vacíos es susceptible de ser aplastada en el momento más inesperado.
  • Ya hemos hablado de la importancia de etiquetar. Esto cobra todavía más relevancia cuando hablamos de sustancias peligrosas o tóxicas en mayor o menor medida, como pueden ser los productos de limpieza, de higiene, colonias, etc… No sólo deben ir recubiertas de suficiente embalaje para no romperse o volcar, sino  marcadas de manera bien reconocible.
  • Los muebles de cristal, los adornos de cerámica y similares, deben ir bien cubiertos con papel de periódico (además del embalaje a su alrededor), para evitar que rocen entre sí y se produzcan ralladuras.
  • Es recomendable cubrir con sábanas o mantas viejas sofás, sillas y sillones. Con esto evitaremos posibles manchas o desgarrones en la tapicería.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?