Escrito por

¿Cómo organizar el frigorífico?

La organización de la nevera puede plantearse como un asunto muy poco importante, sin embargo, influye notablemente en la conservación de los alimentos, el mantenimiento de sus propiedades, una mayor higiene en nuestro frigorífico así como un más fácil acceso a los productos. Por ello, en este artículo te contamos al detalle como organizar el contenido del frigorífico en una cocina moderna

Organizacion de nuestra nevera

Un espacio singular

La nevera o frigorífico, no ha de ser tenido en cuenta como un mero armario donde guardar comida. Es mucho más que eso, en concreto es un instrumento con ciertas características que nos permite la conservación de los alimentos bajo algunas condiciones mínimas de uso, que en ocasiones se desconocen.

Por ello, para poder aprovechar al máximo la vida de un alimento es fundamental conservarlo en el lugar adecuado de nuestra nevera, así como tener las condiciones adecuadas de higiene.

Frigorífico entero organizado

Carnes y Pescados

Son sin duda el elemento más complicado y delicado de conservar, requieren un constante mantenimiento de la cadena de frío. Si la misma se rompe, los alimentos habrán de ser desechados.

En concreto requieren siempre de estar refrigerados, como son los más perecederos deben encontrarse en la parte más baja de la nevera, en la zona superior a los cajones de verduras, donde la temperatura no rebase los 2º centígrados. En esta zona, si las carnes o pescados gotean, no mancharán al resto de comida.

De todo los referente a carne y pescado, lo más delicado es la carne picada, que nunca debe estar guardada más de un día.

Estos alimentos son aptos para congelarse, siempre que se haga dicha congelación de la forma más seca posible y en un envoltorio adecuado, tal como el film o las bolsas para congelarse. No hay impedimento en conservar carne hasta seis meses.

Organizar parte superior del frigorífico

Verduras y Frutas

En cuanto a las frutas y las verduras, conservarlas es algo más complicado que en el caso de las carnes y pescados.

En primer lugar, cabe mencionar que hay frutas y verduras que no hemos de colocar en el frigorífico, ya que por norma general, las frutas y a las verduras pueden verse deterioradas con las fuertes bajadas de temperatura. Para ello, existen cajones especialmente diseñados en la mayor parte de las neveras para estos alimentos, que no tienen un frío tan fuerte como en la parte superior.

De igual modo, existen frutas que nunca deberemos meter en la nevera, puesto que o bien pierden sabor, o pierden condiciones nutricionales, o ambas a la vez. Nos referimos a las siguientes verduras; tomates, berenjenas, calabacines, y a las frutas; kiwis, plátanos y bananas, aguacates, manzanas o peras, no se llevan bien con el frigorífico.

Por contra, tanto fresas, como cerezas, uvas, ciruelas e higos son de obligada conservación en el frigorífico.

En cuanto a la congelación la mayor parte de frutas se congelan sin ningún problema, las excepciones son los cítricos, los melones, sandías, los cuales al contener mucha agua no soportan bien la congelación.

Nevera organizada

loadInifniteAdd(44636);

Lácteos

Los lácteos deben estar siempre refrigerados, en la zona intermedia del frigorífico o bien en la puerta. La leche pasteurizada no es necesaria guardarla en el frigorífico. En cuanto a congelar, los lácteos en general, pueden congelarse.

¿Qué es lo que piensas?