Escrito por

Cómo evitar accidentes en el hogar

La mayoría de accidentes de los niños pequeños se dan en el hogar. Las estadísticas indican que el lugar que teóricamente debería ser más seguro para nuestros hijos es, al final, el espacio con mayores riesgos. Tomando algunas medidas sencillas, podemos evitar la mayoría de los accidentes domésticos. En nuestro blog de Decoración te damos algunas ideas para adecuar tu hogar asegurando la salud de los más pequeños.

En un principio, las casas están diseñadas para los adultos, pero una vez empiezan a llegar pequeños en la vivienda, debemos reajustarla a sus necesidades. Para ello, lo primero es buscar aquellos lugares que son susceptibles de causar accidentes y asegurarnos de que el niño no pueda acceder a ellos.

Posibles accidentes en el hogar y cómo evitarlos

A continuación vamos a ver los accidentes que se producen de forma más frecuente y la mejor forma de evitarlos:

Uno de los accidentes más graves que pueden producirse en casa es la caída al exterior por una ventana. Debemos evitar colocar debajo de ellas la cama, sillas, sofás o cualquier elemento que permita que el niño se suba.

También debemos evitar los cuadros pesados y espejos, especialmente en las habitaciones donde duermen los pequeños o en la sala de juegos. Los armarios y estanterías deben estar bien fijados a la pared, de forma que no puedan caerse ni desplazarse, y no deben contener adornos u objetos pesados que puedan caerse fácilmente.

Las intoxicaciones se producen por la ingestión accidental de medicamentos, productos de limpieza, o productos químicos. La curiosidad de los niños es infinita, así que pon topes en los cajones, baldas de los armarios y no sitúes estos productos en lugares en que el niño pueda alcanzarlos. Otra precaución a tomar es conservar siempre los envases originales, aunque quede poco producto, ya que muchos de estos envases tienen un diseño que dificulta la apertura en caso de que los cojan los niños.

Otro accidente muy común son las quemaduras. Cuando cocines o planches, los niños no deben encontrarse en la cocina pero por precaución, mejor coloca siempre las asas de las sartenes hacia el interior y  las ollas con agua caliente deben colocarse en los fogones que se encuentran más cerca de la pared. Para evitar salpicaduras, coloca siempre tapaderas en los recipientes puestos al fuego. Cuchillos y tenedores deben estar guardados en los cajones superiores.

Los niños no deben quedarse solos en la casa mientras haya estufas o fuegos encendidos

Para evitar caídas, es conveniente mantener el suelo libre de líquidos y grasa, y proteger adecuadamente las escaleras e el caso de que haya en nuestra vivienda. También hay que tener cuidado de que los niños no se suban a sillas y mesas.


Para evitar correr riesgos eléctricos, es necesario colocar protecciones en los enchufes, evitar el uso de aparatos eléctricos en ambientes mojados y mientras los niños anden descalzos.

Hay un momento en la vida de los niños que todas las esquinas de los muebles se encuentran a la altura de su cabeza, para evitar accidentes coloca protectores de esquinas, los mejores son los de silicona.


Si tienes hijos menores de 3 años, evita que haya a su alcance piezas pequeñas de objetos que pueda tragarse y en consecuencia sufrir un ahogamiento.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos