Escrito por Tendenzias

¿Cómo elegir una silla de oficina?

Las sillas de oficina son uno de los elementos fundamentales en el día a día de los que trabajan en labores que requieren pasar mucho tiempo sentado. Hoy en día hasta el 75% de los trabajadores de los paises desarrollados necesita estar sentado en su puesto de trabajo. Y aunque no se suele tener en cuenta, la elección de una silla de oficina repercute directamente en nuestra salud a corto y largo plazo. Por tanto, has de conocer algunos criterios básicos para poder elegir una silla de oficina. Criterios que aquí te detallamos.

Silla ergonómica con respaldo transpirable

Un problema latente

Puede resultar alarmante, pero una gran parte de los trabajadores de oficina de nuestro país arriesgan su salud al realizar su trabajo con sillas inadecuadas. Los principales problemas que se decantan al utilizar una silla inadecuada son la falta de ergonomía en la sillas, la mala ubicación frente a los ordenadores, así como el mantenimiento de posturas inadecuadas durante largas jornadas de trabajo. Hora de adquirir una nueva silla de trabajo, pero siempre comprobando estos aspectos:

Sillas de oficina de calidad

La posibilidad de ajustarse

Nos referimos a las diferentes posibilidades de ajuste que tiene una silla de oficina, principalmente en cuanto a altura, apoyo lumbar, disponibilidad o no de apoyabrazos y movilidad del mismo, así como también inclinación del respaldo en posición vertical. Una silla ajustable es una silla que se adapta en todo caso al trabajador que la utiliza.

Cuestión de calidad

En cuanto al asiento, tendremos que comprobar que el mismo está acolchado, de modo que sea totalmente adaptable a tu cuerpo y en relación a nuestras medidas, ha de ser como mínimo dos centímetros más ancho que las caderas del usuario.

En cuanto al diseño en general, si bien hoy en día existe una gran variedad de estilos y diseños, hemos de comprobar algunos puntos clave, por ejemplo es imprescindible que dispongan de una leve curvatura en el borde inferior que da a las rodillas, de este modo evitaremos problemas circulatorios.

Sillas de oficina de toda clase

Higiene y transpiración

Es vital comprobar que el tejido de tela sea transpirable y que no fomente la acumulación de humedad, ácaros o suciedad. No repercute directamente sobre nuestra salud pero en cualquier espacio de trabajo es necesario mantener un estado de limpieza e higiene mínimos.

Comodidad

Probar la silla es uno de los grandes puntos clave en la compra. Comprar una silla de una revista o folleto no es una actuación recomendable ya que en cierto modo sólo se conoce la calidad de una silla cuando es utilizada en vivo y en directo. Por tanto tómate tu tiempo en comprobar exactamente la comodidad de tu silla así como el aspecto ergonómico de la misma.

Cuida la postura

En este punto, ya dispondrás de una nueva silla, que seguramente cumplirá todos los requisitos anteriormente mencionados. ¡Enhorabuena!.

Silla oficina de piel beige con reposabrazos de liep

Pero esto no es todo. Ahora y en último lugar, cabe tener en cuenta algunos aspectos de uso.

De nada sirve una silla de calidad si no sabemos utilizarla adecuadamente, por ello es importante mantener la espalda recta y las piernas ligeramente flexionadas. Además, cada un par de horas es imprescindible caminar algunos pasos para fomentar la circulación y evitar dolores musculares.

¿Qué es lo que piensas?