Como cuidar un sofá de cuero

Los sofás de cuero son únicos por presencia, calidad y acabados. Se podría decir que están a otro nivel en estos y otros puntos. Sin embargo, también es cierto que los mismos requieren de unos cuidados mayores para que se mantengan en perfectas condiciones. Para que sepas que cuidados darle a tu mueble de cuero, te contamos algunos trucos para que luzcan como el primer día.

Sofá cuero beige

El primer cuidado, evitar el daño

Si bien el cuero aguanta mucho mientras no esté sometido a un uso constante, en el momento en que se utiliza de forma diaria, como es el caso de un sofá comienza a perder cualidades.

Y decimos lo de evitar el daño, es porque al ser un material delicado, es muy susceptible de ser dañado tanto con el calor, la luz solar, y los aumentos de humedad, por ello tendremos que tomar algunas medidas previas para evitar que nuestro mueble se deteriore.

Por ejemplo, es importante evitar la decoloración que generan los rayos ultravioletas en los muebles de cuero. Colocando persianas, cortinas o protectores se evita el contacto directo de la luz solar sobre los muebles de cuero, evitando marcas y daños en los mismos.

Los muebles de cuero, además, son muy sensibles a las fuentes de calor, por ello le recomendamos tener bien lejos las calefacciones, radiadores y estufas de este tipo de muebles ya que causan severos daños a corto y largo plazo, que en muchos casos no son reparables.

Sofás de cuero

Los objetos filosos también son enemigos de los muebles de cuero, todos los objetos con puntas son susceptibles de realizar daños en nuestros muebles. Evitemos apoyar objetos tales como llaves o tijeras sobre la superficie de cuero.

Otra cuestión que perjudica a los muebles de cuero son los periódicos y las revistas. Estas publicaciones si son apoyadas en el mueble durante varios días pueden impregnar su tinta sobre el cuero, generando manchas verdaderamente difíciles de quitar.

Los productos químicos son otros de los elementos más nocivos para cualquier tipo de mueble de cuero. Hemos de tener sumo cuidado con productos de limpieza o de otro tipo que puedan ser corrosivos o generen manchas en el cuero.

Como limpiar y mantener los sofás de cuero

Como cuidar el cuero

Una vez que sabemos cuales son los elementos que pueden dañar nuestros muebles, es momento de conocer como llevar a cabo el mantenimiento y cuidado de los mismos, a fin de que siempre estén en condiciones óptimas.

Lo más conveniente para la limpieza de los muebles de cuero es mediante toallas ligeramente húmedas, siempre secando con otra toalla más seca tras la limpieza.

Es importante mantener los muebles sin polvo, para ello, utilizaremos un paño blanco mediante el cual desempolvar el mueble, en cuanto a las aspiradoras, sólo se recomiendan si tienen un cepillo suave para este fin.

Para evitar que salgan arrugas que pueden arruinar el aspecto de nuestro sillón, es esencial ir reacomodando el relleno de los cojines y almohadas, ya que esto ayuda a que el desgaste sea regular y no se deforme el mueble.

Por último, es importante utilizar un acondicionador para cueros cada 12 meses, estos productos son un complemento muy necesario ya que devuelven las propiedades originales del cuero.

Mueble de cuero