Escrito por

¿Cómo crear muebles desgastados?

Existe una nueva tendencia que cada día gana más peso, y es la de utilizar muebles con una apariencia desgastada, muebles de todos los colores y estilos, fundamentalmente armarios y sillas, que lucen como si el paso del tiempo se hubiera cebado con ellos. Esta nueva forma de decoración ya tiene una gran cantidad de adeptos. Si te atrae, y piensas realizarlo por ti mismo, has de saber que no es necesario adquirir muebles que tengan este remate, sino que nosotros mismos podemos realizar este efecto con unos sencillos pasos.

Pintura desgastada estilo madera
Mueble estilo pintura desgastada

Una técnica simple

Para empezar, hemos de decir que se trata de un proceso relativamente simple.

El primer paso es determinar como queremos que quede la pieza al estar terminada. Por ejemplo, si queremos que debajo de algunas zonas se vea un leve tono al antiguo color de la pintura, como si la pieza hubiera sido pintada muchas veces, tendremos que pintar dos veces en dos colores.

Es importante tener en cuenta que si utilizamos un color más brillante para la capa de base, obtendremos un mejor resultado ya que se verá asomando a través de la capa superior. Si por contra, desea que algunas zonas revelen la madera desnuda, la técnica requiere una sola capa.

También tendremos que elegir si queremos añadir algún tipo de manchas posteriormente que moderen el color seleccionado.

Aunque es una modificación muy sencilla, requiere un poco de atención a la técnica, que a continuación te contamos al detalle.

Desgaste multicolor

Manos a la obra, el procedimiento de modificación

Una vez que hemos pensado que tipo de acabado necesitamos, ya sea madera a la vista o capa base a la vista, nos ponemos manos a la obra con los siguientes materiales que son imprescindibles.

  • Mueble a pintar
  • Pintura de látex para la base (en caso de elegir bitono)
  • Pintura de para la parte superior (imprescindible
  • Pinceles y brochas
  • Lijas de varias asperezas
  • Paño anti-estático
  • Barniz

Comenzaremos a lijar ligeramente el muebles que desea modificar. Tras el lijado, limpiaremos la pieza con un paño anti-estático para evitar la fijación de impurezas.

Tras ello,

a) En el caso de que queramos dejar la madera a la vista, pintaremos la capa base de la mejor manera posible, una o dos manos son suficientes. Cuando la capa este totalmente seca lijaremos en las áreas que normalmente se desgastarían antes (lugares donde las manos desgastan más o esquinas que puedan ser más fácilmente rayadas. Una vez realizado este punto, pasaremos a dar la capa superior y a barnizarla.

b) En el caso de que lo que queramos dejar a la vista sea la pintura base, el procedimiento cambia ligeramente. En primer lugar empezaremos pintando la capa base, la cual no necesitará una o dos pasadas sino alguna más. Con la pintura de la primera capa totalmente seca y sin impurezas, pasaremos a la segunda capa de pintura, una vez que la segunda capa este lista comenzaremos a lijar las zonas deseadas. Por último, pasaremos a barnizar la pieza y dejarla secar.

¿Qué es lo que piensas?