Escrito por

Colchones Flex viscolástica

Los colchones viscoelásticos fueron creados por la NASA. En los años 90, se le dio un uso doméstico y comercial con lo que su popularidad creció sobremanera.

Los colchones Flex viscolástica están a la vanguardia. En su catálogo, presentan varios tipos de colchones viscoelásticos con todas sus ventajas. Además, la relación calidad-precio es sumamente beneficiosa para el cliente.

Los colchones Flex viscoelásticos facilitan la distensión muscular y aumentan la circulación sanguínea. Este hecho acaba con  la presión del colchón sobre el cuerpo lo que facilita sobremanera el descanso.

Además, estos colchones de Flex crean un molde exacto de nuestro cuerpo. Al tendernos encima del colchón, éste reacciona y consigue que el cuerpo se apoye perfectamente. Incluso se ejerce una fuerte presión sobre el colchón, éste volverá a  su posición natural de forma paulatina.

Asimismo, estos colchones viscoelásticos favorecen la transpirabilidad y una temperatura constante durante todo el período de descanso. No provoca alergias lo que supone todo un hito para personas alérgicas.

También es un colchón higiénico, exento de sustancias nocivas, muy confortable y económico. Se recomienda usar  dos tipos de bases para los colchones Flex viscoelásticos:   tapiflex transpirable y canapé transpirable.

Cuenta con el certificado europeo Oeko Tex el cual es emitido por un organismo independiente. Este certifcado asegura   los componentes textiles del colchón no resultan nocivos para salud y que durante su fabricación se ha respetado el medio ambiente.

Por último, el colchón Flex viscoelástico es recomendable para todo tipo de personas, excepto las que tienen problemas de sobrepeso. Además, resultan muy útiles para las personas con patalogías musculares o articulatorias.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?