Escrito por

Cambiar la cara a la casa: ¡A pintar! (II)

En el último artículo  Cambiar la cara a la casa: ¡A pintar! (I) explicábamos que una forma sencilla de dar una nueva imagen a la casa era pintándola.

pintar paredes de arriba a bajo

En él explicamos dos de las distintas técnicas que existen, pintar con rodillo y esponjado. Bien, en este segundo artículo explicaremos otros métodos para pintar nuestra casa, algunas de ellos de mayor complejidad.

BrichaEl trapeado es una técnica similar al esponjado, pero como indica su nombre utilizaremos un trapo en lugar de una esponja para crear el efecto que deseamos. Este método requiere de dos personas. Una de ellas aplicará pintura en la pared con una brocha y la otra la extiende con un trapo arrugado. Esta técnica es apropiada para paredes con imperfecciones y rugosas.

El brocheado es otro método de pintura sencillo de realizar. Mojamos una brocha con la pintura que deseemos y la golpeamos sobre otra seca para que salpique la pared. Podemos utilizar pintura del mismo color que el fondo de la pared o de una tonalidad diferente para crear contraste.

La siguiente técnica requiere de maquinaria especializada. Es el gotelé. Actualmente está en desuso pero es útil para disimular imperfecciones de la pared. Podemos utilizar pistolas de proyección por aire comprimido, tirolesas o rodillos especiales. Se crea un efecto en relieve  en forma de pequeñas gotas. Colores

Una técnica muy espectacular en el resultado es el marmolado. Es una técnica laboriosa que consigue como resultado un acabado que imita el mármol. Primero debemos pintar la pared de un color liso, para luego pasar suavemente un trapo consiguiendo que la pintura no quede uniforme y, finalmente, con un pincel fino le dibujamos líneas irregulares que simulen las vetas del mármol. Estas líneas se difuminan con  una brocha especial denominada difumino.

Trucos para pintar adecuadamente una casa

Ten en cuenta a la hora de pintar tu casa que debes elegir la pintura correcta. Es mucho mejor que te tomes tu tiempo para pensarlo y elegir la marca de mejor calidad así como también el mejor lustre para tu proyecto. Recuerda que la calidad de la pintura es igual de importante que el color, con lo cual no puedes descuidar en ningún momento este aspecto.

Las brochas y rodillos de los que hablamos para las distintas técnicas también tienen que ser de calidad, de lo contrario se van a notar al momento de pasar por la pared o por cualquier otra superficie. Es mejor un rodillo de buena calidad, que le de a tu superficie una buena cobertura y así, una vez que termines con tu proyecto puedes seguir utilizando esas herramientas para otros emprendimientos.

Si es verano y hace mucho calor, que no se te ocurra pintar la casa. Es verdad que en verano tenemos más tiempo libre como para dedicarle a este tipo de iniciativas pero pintar con calor te puede ocasionar que la pintura no se seque enseguida por más que abras ventanas o similares. Recuerda que la pintura deja un olor fuerte en muchas ocasiones lo que puede hacer que no sea conveniente estar ese día en la misma estancia. Con la humedad pasa lo mismo.
Habitación al gotelé

Si no tienes buena iluminación decorativa en el espacio, busca iluminarlo de alguna forma para ver si ha quedado bien la pintura o no. Muchas veces cuando pintamos en lugares con poca iluminación creemos que todo ha quedado bien pero al tiempo nos damos cuenta que esto no es así. Si fuera necesario, hazte con alguna luz artificial para comprobarlo.

Acuérdate también de quitar absolutamente todo lo que haya en la habitación. Sobre todo los muebles, al menos moverlos de lugar y taparlos para que no se manchen de pintura. Cuando tienes clavos en la pared, debes cubrirlos previamente con masilla y lijarlos para que queden lisos.

Las técnicas de pintar ya las hemos explicado, pero que no se te olvide que tienes que pintar desde arriba hacia abajo, incluso cuando estés pintando el techo. Si lo haces de otra forma podrías causar algunos inconvenientes en el lugar y que no quede tan perfecto como te gustaría.
trucos para pintar paredes

Por último, no hagas uso de mucha pintura. Hay gente que cree que si usa mucha pintura no tendrá que pasar tantas veces el rodillo o el pincel. Las técnicas no se tratan de tomar mucha pintura sino que se tratan fundamentalmente de pasar una vez, y dejar secar para que se vaya viendo el resultado. Puede que te resulte tedioso, pero es la única forma de que te quede pintada la casa como si lo hubiera hecho un profesional.

¿Qué es lo que piensas?