Escrito por Tendenzias

Cabeceros de cama acolchados

Todos sabemos que existen una gran variedad de cabeceros de cama, todos ellos con pros y contras destacados. Los de madera o metal son los más utilizados por su bajo coste y alta durabilidad, sin embargo, si decidimos priorizar otros aspectos como el de la comodidad o la presencia los cabeceros de cama acolchados no tienen ninguna comparación, siendo la mejor opción para reposar sentado sobre ellos durante mucho tiempo aprovechando ratos de lectura o simplemente de mirar televisión en la cama. Si te interesan los cabeceros de cama acolchados aquí te damos algunas claves sobre ellos.

cabecero de cama

Los cabeceros de cama acolchados están de moda. Y no precisamente por ser económicos, ya que existen otras alternativas más adecuadas en este punto. El éxito de los cabeceros de cama acolchados se sustenta sobre la comodidad, uno de los puntos más destacados de este tipo de cabeceros, consiguiendo ser especialmente útiles en toda clase de dormitorios independientemente de su estilo.

Lo que tienen en común es estar realizados en base a un recubrimiento (normalmente de cuero, cuerina, o algún tipo de tela resistente) y tener un relleno en base a goma-espuma, plumas o algodón, con lo cual se consigue el efecto mullido tan buscado en este tipo de muebles.

Si estamos decididos a comprar un cabecero de cama acolchado tenemos algunas posibilidades interesantes como lo son la de adquirirlo en una tienda de muebles. Podremos encontrar toda clase de cabeceros acolchados, desde los más básicos los cuales recurrirán a revestimientos en telas sintéticas y rellenos de goma-espuma hasta los más sofisticados realizados en cuero y con relleno de algodón. Por tanto podemos decir con seguridad que existen respaldos de cama acolchados para todos los gustos (y bolsillos).

La otra alternativa de la que disponemos para tener un respaldo acolchado es la de realizar nuestro propio respaldo de cama utilizando la tela que queramos (pudiendo adoptar la tela que mejor se adapte al estilo de nuestra habitación) así como eligiendo el relleno que más nos guste. Las herramientas imprescindibles para realizar esta opción de “bricolaje” son una grapadora de tapicero (o agujas e hilo de tapizar) y cola de carpintero. Si estás interesado, te aconsejamos que busques en internet, donde podremos encontrar diversos tutoriales ideales para realizar este trabajo de forma fácil y en poco tiempo.

cabecero de cama

Consejos para mantener nuestro respaldo como nuevo

Tener un respaldo de cama así de cómodo y práctico tiene algunos puntos negativos, como por ejemplo la necesidad de dar algunos cuidados especiales debido a la fragilidad de este tipo de recubrimientos. Es importante mantener nuestro respaldo de cama lejos de toda clase de objetos punzantes como cinturones, cremalleras de chaqueta o en definitiva, cualquier clase de metal que pueda rayar o perforar la superficie del recubrimiento.

Estamos convencidos que si optas por un cabecero de cama acolchado no te arrepentirás, por comodidad, practicidad y presencia, este tipo de cabeceros no tienen ningún tipo de rival.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?