Escrito por Tendenzias

Cabeceros de cama

Un dormitorio es un lugar donde sin duda alguna debemos sentirnos cómodos y ver reflejado nuestra personalidad. Tanto lo primero como lo segundo lo podemos conseguir decorando y uno de los elementos que contribuirán más a ellos son los cabeceros de cama.

Estos muebles se han renovado en los últimos tiempo ya que, aunque antes eran parte de mueble de la cama ahora se entienden también de una manera independiente, que no sólo soportan la estructura, sino que puede exhibirse con las más variadas formas y materiales. Porque tener un cabecero de cama hoy en día no sólo se limita a la posibilidad de dar comodidad al sentarse en la cama, sino que se trata sin duda de un elemento decorativo, lo cual, algunos sólo se deciden por él por eso y no por otro motivo.

Las personas más clásicas seguramente optarán por las formas geométricas existentes en algunos de los cabeceros de cama que tienen formas cuadradas o rectangulares y están hechos de forja o de estilo barroco.

Para ello, claro está, se opta por maderas oscuras nobles y hierros, pero añadirle ligereza a estás ideas las convierte en románticas. Esto se ve en la aparición de plantas modernistas e irregulares o en la.

Las ideas de Gonzalbez tanto en camas enteras como en cabeceros como estos no os dejarán indiferentes.

Si las simplificamos al máximo podemos hacer del dormitorio un cuarto práctico y moderno, o un espacio limpio y minimalista para una profunda calma. Aquí maderas sencillas y lacas son los principales ingredientes y los hay de diseño o de Ikea.

Si queremos escoger otros materiales también hay firmas que optar por forrar con telas y en lujosas pieles. Ejemplos espectaculares de este tipo de cabaceros los hace la firma de diseño Portobello Street, que cuenta con algunos de los más apreciados y bonitos en pieles, además, recicladas.

Para los dormitorios con poco espacio, para los que sean muy modernos o para los cuartos de los peques los vinilos, como los de Vinyling, son una opción y si preferimos lo permanente los mismos diseños pueden con pericia (con plantillas o buenos profesionales) hacerse en pinturas.

Otras ideas para falsos cabeceros ‘exentos’ se pueden hacer con paneles japoneses, estores,o biombos. Lo principal es que cuentes con un somier que dé estabilidad a la cama, ya que tras eso lo único que necesitamos para hacernos con un cabecero personal y bonito es imaginación al poder.

Si quieres tener la posibilidad de hacer el cabecero de la cama de forma atemporal, entonces los muebles de forja son lo mejor. Tal y como comentábamos al inicio, tener un cabecero de metal o de hierro puede ayudar a darle un toque muy especial a cualquier dormitorio. Estos materiales se pueden renovar de diversas formas y así crear unos diseños realmente originales que no dejarán a nadie indiferente. Puedes intentar conseguir distintos tipos de piezas sueltas con las que hacer los cabeceros de la cama. Lógicamente dependiendo del material va a variar el precio pero también podrías optar por comprar alguno antiguo y restaurarlo tu mismo dándole un acabado completamente diferente.
cabecero de cama forja
Otra de las soluciones que muchos hacen cuando no quieren gastar mucho dinero en un cabecero de cama, es pintar la pared en la que va el cabecero de un color completamente diferente al que se tiene en el resto de paredes del dormitorio Así, esa parte estará mucho más resaltada que el resto. Puedes optar por un color que combine con el resto de objetos o por el contrario elegir un tipo de rayas verticales con diferente tonos. Ésta podría ser una técnica en combinación con el uso de vinilos decorativos como parte de un cabecero de cama o simplemente porque quieres tener un cabecero sencillo pero que resalte.

Los cabeceros de cama con madera tapizada son otra opción a la que puedes recurrir. Tan solo se requiere que tengas un poco de habilidad, porque el proceso es muy similar al tapizar cualquier otro tipo de objeto o mueble. Si has tapizado una silla con anterioridad sabrás entonces cómo tapizar un cabecero de cama. Compra el tablero de madera, una plancha de goma espuma que debes pegar en primer lugar para posteriormente tapizar con una tela blanca para que no haya ningún tipo de transparencia y finalmente colocar la tela de la que quieres que vaya decorada tu cabecero de cama. Sin duda una forma económica de tener un cabecero de cama a tu estilo y con la posibilidad de cambiarlo cuando te aburras de la decoración de tu dormitorio y quieras cambiar los colores o el estilo por completo.

tapizado de cabecero de cama
Como verás, las soluciones son diversas y ya sea que compres la cama junto con el cabecero o lo hagas de forma independiente, juega con este elemento como parte de la decoración fundamental de tu dormitorio y verás cómo puedes explotar todo su potencial y posibilidades.